ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 7 de enero de 2009

Transmitir no es sólo dar, sino también darse.


Hay muchos momentos que nos acusamos de no haber hecho el esfuerzo o no haber sabido darles a nuestros hijos los criterios que nos hubiesen gustado. Otras veces, no vemos reflejados en ellos todo el esfuerzo que hemos hecho por educarlos y, muchas veces, nos sorprendemos por sus reacciones y la forma de conducta y camino que llevan en su vida.

Educar no es otra cosa sino dar testimonio de lo que se cree y en lo que se cree. Educar es acompañar, y no sólo aportar conocimientos, sino vivirlos y hacerlos vida en el camino de la realidad y la práctica. Educar es dejarte mirar en tu más intima intimidad y expresarte junto al otro como cuando estás delante del espejo. Educar es abrirte a la confianza ganada en el intercambio paciente, sincero, comprensivo. Educar es verlo como persona, antes que como hijo, y sentir la responsabilidad de llevarle a que realmente llegue a serlo.

Educar es dar respuesta a los innumerables problemas y preguntas, que van surgiendo en el camino, pero que no se tienen, ni se saben, y que juntos vamos experimentando y descubriendo que por encima de todo ello está el amor que nos une y nos libera. Educar es en pocas palabras sentirle donde yo me siento, quererle donde yo me quiero y amarle como yo me amo.

Y muchas cosas más. Es muy importante llenarnos de paciencia y escuchar a los hijos, sobre todo sin nos cuentan sus problemas en su convivencia con nosotros. Como pensamientos que pueda ayudar a esto, transcribo estos 15 consejos, (de la revista "Hacer Familia"), de un adolescente a su padres, que nos pueden servir de guía y ayuda para reflexionar sobre este importante asunto.


15 consejos de un adolescente a sus padres:



1. Trátame con la misma cordialidad con la que tratas a tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.

2. No me des siempre órdenes. Si me pidieras las cosas, en vez de ordenármelas, yo las haría antes y de buena gana.

3. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Mantén tu decisión.

4. No me des todo lo que te pida. A veces pido para saber hasta dónde puedes llegar.

5. Cumple las promesas, tanto si son buenas como si son malas. Si me prometes un permiso, dámelo. Si es un castigo, también. En este punto quiero matizar que debemos, dentro de tratar de cumplir la pena, ser flexible según las circunstancias que lo pueden atenuar.

6. No me compares con nadie, especialmente con mis hermanas o hermanos. Si me ensalzas, el otro va a sufrir. Si me haces de menos, quien sufre soy yo.

7. No me corrijas en público. No es necesario que todo el mundo se entere.

8. No me grites. Te respeto menos cuando lo haces.

9. Déjame valerme por mí. Si tú lo haces todo, nunca aprenderé.

10. No mientas delante de mí. Tampoco pidas que yo mienta por ti, para sacarte de un apuro.

11. Cuando haga algo malo, no me exijas que te explique por qué lo hice. A veces, ni yo mismo lo sé.

12. Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá mi estima por ti, y yo aprenderé a admitir mis equivocaciones.

13. No me pidas que haga una cosa que tú no haces. Aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas.

14. Cuando te cuento un problema no me digas “ahora no tengo tiempo para tus tonterías” o “eso no tiene importancia”. Trata de comprenderme y ayudarme.

15. Quiéreme y dímelo. Me gusta oírtelo decir, aunque tú no lo creas necesario. Me agrada mucho.

4 comentarios:

  1. hola salvador!!!!!!!!

    me encanta tu espacio.........frases e historias positivas....para reflexionar, meditar y aprender!!!!!!!
    me fascinó el tema de los adolescentes....cuantas cosas para tomar en cuenta!!!!!
    gracias por compartirlo y ojalá,éste sea el inicio de una bella amistad, a través de la red.......

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu entusiasmo y tu generosidad. Cuando me planteé escribir en blog, siempre he tenido la inquietud de escribir, surgió en mí de forma espontanea entregar mis vivencias, lo que pienso, lo que persigo, pero sobre todo desde mi fe que es la que me mueve. Por eso tengo dos apartados: mis vivencias e inquietudes, fue el primero, y el segundo: yo soy creyente católico como respuesta a mi fe.
    Más tarde surgió "De dodim a agapé" por otras circunstancias y que vuelco en él mis criterios y oraciones. Su historia del por qué de su nacimiento lo explico en el artículo:deahaba.blogspot.com/search/label/Inicio

    Doy gracias al SEÑOR que me permita ayudar y ser instrumento de entusiasmo y ánimo en nuestro peregrinar hacia nuestra meta final: la santidad.
    Y antes de que me olvide te invito a que veas algo de la música de mi tierra en el último post que acabo de editar. Estrá en vivencias y en creyente hay un enlace, porque quiero que todos, por lo menos los de fuera, conozcan nuestra música.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. muy buenos y muy sabios. No soy mamá todavía pero me sirven para ser mejor maestra. Saludos. Hilda

    ResponderEliminar
  4. En el fondo siempre estamos educando: los unos a los otros. Hoy me toca a mí, pero mañana te toca a ti. Hoy bebo de tu saber, más mañana bebes del mío, porque la verdad está en todos y todos somos algo sabios, pero también algo necios. Igual, también somos fuertes y débiles, hoy me toca a mí ser tu bastón y guía, pero mañana serás tú quién me sostenga y guíe. Esa es la razón de nuestro ser comunitarios y necesitados para, amándonos, ayudarnos. Ayudarnos en la única Verdad, que nos acompaña y asiste: el ESPÍRITU SANTO.
    Un abrazo en CRISTO.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...