ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 18 de junio de 2018

¿ES ESA LA FELICIDAD?

Resultado de imagen de Cuando te dejas someter por el vicio
Es posible que tú no lo quieras ver, pero quien te ve de afuera experimenta una gran pena y descubre una esclavitud que te somete y te destruye. Eres un esclavo, le decía aquel buen amigo a su otro amigo. Estás sometido por el vicio y la lujuria que alimentas con el alcohol. Te pierdes y botas tu vida por la borda por un puñado de horas de alcohol y un rato de placer. Realmente, poca cosa.

Alberto sentía nauseas al ver a su amigo derrotado trasnochado. Había salido el viernes a las dieciocho horas y regresado el sábado sobre las 18 horas. Veinticuatro horas sometido al vicio y al desorden; veinticuatro horas donde mandaba el alcohol, el abandono y el placer; veinticuatro horas perdidas en tu vida, porque pierdes tu conciencia y dominan tus apetencias.

¿Y ahora qué? ¿Te sientes feliz y satisfecho? Todo lo contrario, respondió Fernando. Me siento cansado, vacío, dolido por mi irresponsabilidad, desecho y destrozado. Sin voluntad y en manos del sueño al que no puedo resistir. ¿Te das cuenta de tu esclavitud? No puedes resistirte, y cada vez estarás más sometido y esclavizado por este hábito, dependencia y vicio. Serás un pobre hombre sin voluntad para responder a tus responsabilidades.

¿Es esa la felicidad que buscas? Le recriminó Alberto. ¡Pues vaya felicidad! Una felicidad que destruye, que somete, que esclaviza y deja insatisfecho y vacío. Una felicidad para irresponsables, mediocres, hombres sin voluntad dominados por las pasiones. ¿Es eso felicidad o pobreza? Descúbrete y reconócete lo que realmente eres y entonces, si así lo decides empieza a buscar el camino de la libertad, porque sólo cuando seas responsable, te reconozcas pobre y busque el bien y la verdad serás libre.

La felicidad no está en el placer ni en las pasiones, sino en el acto voluntario, libre y responsable de actuar buscando siempre el bien, la verdad y la justicia. Es así como el hombre encuentra sentido a su vida y gozo en su camino. Fue como un pensamiento que Fernando experimentó dentro de sí mismo, pero aturdido por el cansancio se quedó profundamente dormido.

viernes, 15 de junio de 2018

EVASIÓN

Resultado de imagen de evasión de responsabilidades
Es posible que vivas engañado y no te des cuenta. Cuando somos poco propensos a reflexionar y tampoco le damos mucha importancia a ello, con mucha frecuencia nos autoengañamos tratando de justificar nuestros actos y nuestra conducta. El autoengaño es algo muy frecuente que vive con el ser humano y lo traiciona a cada momento.

El ser humano tiende a evadirse de sus responsabilidades y, como eso no está bien ni es correcto, su mente busca la salida y la justificación. Se autotraiciona y se autoengaña. Y justificado puede actuar según sus intereses y egoísmo.

Las parejas se separan porque no se soportan o no se entienden. No sabemos si el no soportarse da lugar a la evasión de justificar que no se entienden. El caso es que cada cual busca su salida y eludir su responsabilidad. Mientras, si hay terceros - hijos - que lo paguen estos. Creemos que con atenderlos basta, pero bien sabemos que no. Pongámonos nosotros en su lugar y enseguida lo comprenderemos.

El caso es que en casa me siento mejor, más libre, hago lo que quiero y, si es en casa de papá y mamá, mejor que mejor. Todo está servido. Me limito a cumplir con algunas de mis obligaciones, pero no pierdo mi independencia, hago lo que me gusta y quiero y lo que pueda conseguir...

Pero eludo el esfuerzo de comprender, de soportar, de unir, de compartir, de dialogar, de luchar por ese amor al que yo quiero dominar y someterlo. O dicho de otra manera, al que yo destruyo con mi egoísmo. Será cuestión de pensarlo y de no evadirse, sino de mirarse y de ver si realmente amas o simplemente te amas.

martes, 12 de junio de 2018

LA VIÑA

Resultado de imagen de La Viña de tu corazón



Tu vida ha sido plantada para que tú, no otro, la cultive y la haga dar frutos. Frutos que no serán para ti, ni quizás tú los veas, sino frutos que estarán disponibles para el bien de los demás y ofrecidos gratuitamente. Frutos nacidos y cultivados por el calor de tu amor y el agua de tu misericordia. Frutos que te serán pedidos porque, previamente, se te han depositados en tu corazón.

Frutos que muchos esperan y que, quizás, sin saberlo los necesitan, porque el camino y orientación de sus vidas dependerá de que coman de esos frutos que esperan de ti. No los entierres en tu viña particular ni los dejes secarse. Ni tampoco los utilices para tu provecho propio, porque te han sido dados para el bien de otros que esperan por ellos.

Son tus talentos y cualidades, la viña plantada en tu corazón, para que dé frutos que sean la salvación de otros. Ponte en Manos del verdadero Labrador para que esos frutos sembrados en tu corazón den el fruto, valga la redundancia, apetecidos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...