Páginas

ÚTLIMAS REFLEXIONES

miércoles, 18 de enero de 2017

CONTROVERSIAS

Hay momentos de incertidumbre, de inquietudes e incomprensiones. Hay momentos de confusiones, de grandes tribulaciones y, por qué no, tentaciones. Sí, no sólo es posible, sino cierto que el demonio está al acecho y vigilante para que, al menor descuido y síntoma de debilidad, caer sobre nosotros y arrastrarnos al precipicio. La Iglesia siempre estará sometida a esa tentación, pero, verdad es también, que los poderes del infierno no prevalecerán nunca sobre ella.

Hay también momentos en que los bautizados arrinconan al Espíritu Santo y se convierten ellos, quizás sin darse cuenta y sugeridos mal intencionadamente por el demonio, en sus propios espíritus santos, auto dirigiéndose ellos y viendo sólo su verdad. Son aquellos que miran sólo por la parte ancha del embudo y ven un horizonte muy recortado, estrecho y corto, Miran el mundo y los actos de los demás desde su propia verdad. Convendría que le dieran vuelta al embudo y lo vieran desde la parte mas estrecha, para que el horizonte se vislumbrara más amplio y alcanzara más realidades. 

Igual que Jesús, los bautizados hemos recibido el Espíritu Santo en nuestro Bautismo. Y nuestro compromiso de bautizados consiste en dejarnos guiar por la Luz, la Fuerza y la acción del Espíritu Santo. Si así lo hacemos, todo cambia y se ve de otra forma. Hemos cogido, entonces, el embudo por la parte correcta. Es Jesús ese vino nuevo que deben conservarse en odres nuevo, porque lo viejo queda caduco y de mezclarse con lo nuevo se romperán. Dejemos salir de nuestros odres viejo ese vino corrompido y caduco que no nos deja oler el vino nuevo que ahora trae Jesús y beber de Él.

Jesús es el modelo, la referencia y el Maestro que, con su Vida y sus Obras, viene a enseñarnos y a marcarnos el camino a seguir. Jesús es el modelo del verdadero amor, y su estilo de vida nos descubre y nos enseña cómo hemos de amar. Testimonios de actuaciones antes personas como la adultera o la samaritana deben servirnos para alumbrar nuestras formas de pensar. Parábolas como la del padre amoroso respecto al hijo que abandona su casa, deben ser temas de reflexiones ante las críticas y diferencias que mantenemos dentro de la Iglesia. ¿No nos indica y prepara Jesús para que actuemos nosotros de la misma forma respecto a los que han pecado públicamente, están al margen de la Iglesia o viven separados de ella?

Quizás debemos de reflexionar mucho y mirarnos a nosotros mismos antes de mirar a la Iglesia con el embudo de forma incorrecta y hacerlo desde nuestra verdad, por la parte más ancha, pero de lo corto y limitado que dejamos la verdad del horizonte, al mirarlo simplemente por un pequeño orificio.

miércoles, 4 de enero de 2017

CON SENTIDO COMÚN



Se necesita sentido común para gobernar, porque con sentido común buscamos siempre lo mejor para el pueblo y el bien de todos. Sin sentido común las cosas empeoran y todos salen perjudicados. Un buen administrador debe tener sentido común para que sus decisiones y obras, bien pensadas, redunden en beneficio de sus administrados.




Al hilo de esta mini reflexión, y observando lo que sucede en Arrecife, da la impresión que no se actúa con buen sentido común. Y sospecho esto, que no lo afirmo, tras el caos circulatorio que se forma en sus calles y callejones. El nuevo ordenamiento de la circulación rodada no parece el adecuado. El visitante, que no conoce la ciudad, se ve sorprendido cuando las prohibiciones de las señales de tráfico le envían por callejuelas y callejones no aparente de una ciudad y más de pueblo.



Entrar en Arrecife se hace penoso y fatigoso. Hay horas al día que el coche va más lento que parece parado. Mientras calles secundarias están llenas de coches sin poder moverse, la avenida principal, la aorta del corazón de Arrecife, permanece despejada, sin ruidos, pero tampoco con peatones suficientes que justifiquen su absentismo circulatorio.




No parece acertada las decisiones del consistorio capitalino de sostener la avenida marítima limitada para el tráfico rodado. Es una arteria fundamental para atravesar Arrecife en pocos minutos dándole salida al norte y a la ribera del charco de San Ginés, uno de los rincones más pintoresco de la capital. Debería meditarse mejor esa decisión que colapsa la circulación y deja a Arrecife sumida en un atolladero de coches dando la sensación que no caben en el pueblo.

domingo, 1 de enero de 2017

FELICIDADES

Resentimientos (Mi primera reflexión)


Este fue mi primera reflexión. Podrán apreciar la extensión y otras diferencia, en el tiempo, a como las hago hoy. Fue escrita el nueve de marzo de 2008. La del otro blog fue unos días más tarde, 16 de marzo del mismo año. El tiempo te hace madurar y cambiar. Y eso es bueno, pues tu fe también tiene que evolucionar y madurar. Y eso espero y me inquieta, pues si no creces tu fe puede anquilosarse y, aparentar estar viva, pero muerta.

Se hace necesario avivarla, regarla, cuidarla, comprometerse y vivir la Vida de la Gracia por medio de los sacramentos. Sólo así puede sostenerse y, por la acción del Espíritu Santo, acrecentarla. Eso es lo que pido todos los días y en lo que trato de esforzarme.

Y eso es lo que pido para el próximo año 2017. Un año que nos sirva para seguir dando pasos en nuestro compromiso bautismal y avanzando, por la Gracia de Dios, en el amor.


FELIZ AÑO NUEVO