ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 29 de marzo de 2017

CONSERVAR LA VERDADERA VIDA

No es una invitación a no hacer nada, ni tampoco al abandono de todo esfuerzo moderado de sostener el equilibrio de los buenos hábitos y costumbre. Tenemos una obligación y responsabilidad de conservar la vida y mantener el equilibrio natural de la naturaleza, valga la redundancia. Pero, tampoco, merece la pena substraerse de todo aquello, que no siendo malo, pueda dar un suspiro y alivio a tu sedienta sed de experimentar pequeños placeres que llena tu maltrecha naturaleza humana.

Porque, bien dice el Señor:  <<Misericordia quiero y no sacrificios>> - Mt 9, 13 -. Y es que, ¿de qué vale vivir excluyendo todo placer y en permanente esfuerzo por mantener la silueta, la forma y la salud, si luego no puedes descolgarte tu propia etiqueta de caducidad? Lo bueno e importante es hacer los esfuerzos que, no sólo te llenen de gozo y de vida, sino que te permitan vivir en plenitud eternamente. Eso es lo inteligente, lo bueno y lo que cualquier persona con sentido común se precia de buscar.

Por lo tanto, hay que ser moderados, pero no hasta el extremo de martirizarse y renunciar a pequeñas cosas que tu naturaleza humana anhela y desea. En cierta ocasión había hecho una promesa de privarme de un suculento y hermoso helado de turrón, ¡cómo me gusta el helado de turrón!, y un amigo, también comprometido, me dijo que lo dejase para él. Quiso decirme que eso no era lo importante ni tampoco el criterio. 

¡¡Comete el helado!!, pienso ahora, después de madurar y haber pasado mucho tiempo, y trata de amar. Llegarán momentos que los compartirás y hasta que las circunstancias te pedirán privarte o compartirlo, porque si amas, el amor te lo irá exigiendo libremente. Pero no trates de ponerlo como cambio, como ofrenda y como trueque: "Hago esto para que conseguir lo otro".

El Señor nos pide darnos, no privarnos. Es lo que ya nos dijo en cierto momento:  Estando el novio no podemos ayunar, más cuando no este... - Mc 2, 19 -.La vida que hay que conservar y cuidar es la Vida de la Gracia, la que Jesús nos propone y nos anima a ello. Porque, si nos dejamos y abrimos nuestros corazones, pondrá en ellos una fuente de agua que salta hasta la Vida Eterna - Jn 4, 14 -.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...