ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 6 de mayo de 2015

ABRIENDO MI CORAZÓN



Considero muy importante, con la debida prudencia, desenterrar todos aquellos pensamientos que de alguna manera inquietan tu alma. No podrás curarla si no te empeñas en tratarla con los medios más eficaces que puedan ayudarle. Y uno, para mí muy importante, es la reflexión y la meditación.

Y no se puede encontrar mejor Maestro que la Palabra de Dios. En una ocasión una persona me dijo que sus depresiones las curabas acudiendo al Señor. Espero que continué pensando lo mismo, porque es el mejor remedio que se puede conseguir. No quiere decir eso que no haya que acudir al psiquiatra o a la medicina para ayudarse de ella, pero sin lugar a dudas el mejor médico es el Señor.

En su vida en este mundo lo dejó patente con todas las obras que hizo. Y, cada día, nos habla a través de su Palabra y nos da soluciones y caminos para curarnos de tanto mal. Compartir en esa línea es muy bueno y sano, y nos ayuda mucho. De ahí la necesidad de comentar y compartir pensamientos o sentimientos que puedan esclavizarte, despistarte o confundirte.

Hace unos días hemos compartidos el objetivo del plan diocesano de pastoral. La Iglesia diocesana en conversión pastoral y en salida misionera. Muchos objetivos pequeños  que nos den la posibilidad de descubrir lo esencial. Encontrarnos con el Señor, que significa conocerlo y vivirlo de forma intensa y comprometida. Para ello, reflexionar su Palabra desde la vivencia personal de cada día, y compartirla en espacios de diálogo comunitarios.

Hemos repetido esto a lo largo de nuestro camino por la blogosfera innumerables veces. Se hace necesario crear espacios de reflexión y oración donde compartir la Palabra y donde reforzar nuestro conocimiento, formarnos y unirnos. Sólo así, fortalecidos por el apoyo mutuo y asistido en el Espíritu Santo, encontraremos caminos para dar testimonio de nuestra fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.