ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 2 de febrero de 2015

PALABRAS VACÍAS E INCOHERENTES



Son palabras muchas veces vacías e incoherentes. Deseamos y pedimos  abandonarnos en Ti, Señor, pero no damos ningún paso arriesgado que pueda comprometernos. ¿Qué decimos entonces? Queremos abandonarnos en Ti y luego no damos ningún paso hacia delante.

¿Tiene esto sentido y coherencia? ¿O simplemente, tu Señor eres una válvula de escape que nos sirve de terapia y tranquilizante? ¿Tomo conciencia responsable de lo que digo? ¿Qué pasos estoy dando en mi vida? ¿Escucho y me muevo como Abraham? ¿O simplemente hablo para quedarme tal y como estoy?

Pidamos ser más consciente y coherente con nuestros compromisos y palabras. Pidamos no dejar que nuestras palabras queden  sin materializarse o que se olviden porque no se hayan cumplido en obras y compromisos concretos que se palpan y se ven sus resultados. 

Danos, Señor, la sabiduría de ser prudentes y saber precisar nuestros actos. Porque ocurre que a veces nos desesperamos por no cumplir, pero no es eso lo verdaderamente importante, sino nuestra actitud constante de estar disponible y dispuesto a ayudar y hacer que el Reino de Dios se realice en este mundo. 

No se reduce todo a hacer, sino a ser y como consecuencia de ser, hacer. Hacer que cada instante de nuestra vida sea una oportunidad de decirte y demostrarte, Señor, que quiero seguirte. Y eso lo hago cuando ayudo, comprendo, me solidarizo, tiendo mi mano y trata de servir a los más pobres e indefensos.

En esos momentos te estoy demostrando, Señor, mi amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.