ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

martes, 17 de febrero de 2015

CONSUMIR O NO CONSUMIR

Los OMG aumentan la brecha que separa pobres y ricos ya que la mayoría de los productos transgénicos se destinan a consumo del ganado para la producción de ...


Posiblemente sea el término medio, es decir, consumir moderadamente. Cuando compramos una idea y le abrimos la puerta de nuestra mente, difícilmente, a pesar de las razones que nos den, la dejaremos salir. Es nuestra idea y nadie nos va a vender otra.

Muchos piensan que el problema del mundo es el consumir; otros dirán que para soportar a tanta gente se hace necesario consumir y producir, y otros llegan a pensar que somos muchos y es necesario controlar la natalidad. De una forma u otra no nos ponemos de acuerdo, y mientras el mundo se va consumiendo, quizás más de lo debido.

La cuestión es, por tanto, consumir sin límites, o al libre albedrío, o consumir moderadamente. Parece que lo lógico y de sentido común es moderar el consumo. Sin embargo, eso abriría otros interrogantes, como es el de reducir la productividad, y por consiguiente afectaría a la mano de obra. ¿Estamos preparados para afrontar eso otros retos como resultado de moderar el consumo?

En mi humilde opinión, quitar un problema puede desencadenar el afloramiento de otro, y quizás el remedio sea peor que la enfermedad. Creo que lo que necesitamos es un cambio de actitud. Nacer a un hombre nuevo capaz de utilizar bien los recursos naturales, no para su propio enriquecimiento, sino para su servicio y el de toda la humanidad.

Una distribución más equitativa de la riqueza, permitiendo el equilibrio natural y conservación de la biodiversidad de la naturaleza. Un hombre nuevo con un corazón nuevo que permita hacer realidad la llegada del Reino de Dios a este mundo. Un hombre que, antes de hacer, mire si lo que hace perjudica a su hermano.

No cabe duda que el mundo sería diferente, y los recursos naturales serían bien aprovechados y abundantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.