ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 6 de junio de 2013

¡BIENVENIDO A LAS DIFICULTADES Y TROPIEZOS!



Nos hacen sufrir, nos exasperan, nos quitan la tranquilidad y nos someten a grandes pruebas, pero, llegada la paz experimentamos que las necesitamos. Hablo de las dificultades y tropiezos que nos salen al camino de nuestra vida, que tratamos de evitar y nos esforzamos en prepararnos para que ello no ocurra. Sin embargo, ocurre y eso nos hace reflexionar y crecer en madurez y perfección.

Son las llamadas pruebas que todos necesitamos para desarrollarnos y crecer, tanto físicamente como mentalmente, para alcanzar la madurez y el estado de discernir lo bueno de lo malo. Poner el dedo en el fuego nos descubre el dolor físico, y la pérdida de un ser querido el dolor psíquico. Ambos dolores los necesitamos para experimentar la necesidad del deseo de salvación.

No estoy diciendo que tenemos que aprender a quemarnos o desear la muerte de alguien querido, sino que el dolor que experimentamos en nuestras vidas, inevitable que los tengamos, nos enseñan el camino y nos descubren la necesidad de salvación. Sentirnos impotentes y frágiles nos mueve a la búsqueda de protección, y solo en Dios encontramos esa esperanza. Y lo sabemos porque Jesús, nuestro Señor, nos lo ha revelado y enseñado.

No se trata de desear sufrir ni de buscar sufrimientos. No, se trata de que la vida nos pone contratiempos y obstáculos inevitablemente, y de ellos aprendemos. Aprendemos para darnos cuenta de que al final del camino, si los superamos y aceptamos según la Voluntad de Dios, alcanzaremos la felicidad eterna en la presencia del Padre.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Cierto lo que escribe, si no tuviéramos pruebas, si todo fuese fácil, no hay superación, no hay logros, no hay madurez y nada tendría validez. Me hago seguidora de su blog. Un saludo.

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.