ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 23 de abril de 2012

NO SE ME APARTA DE LA CABEZA


Sucede que hay ideas, pensamientos o impulsos que dejan de serlo, y se convierte en permanentes fósiles que anidan en tu mente y hace allí su morada. Quiero significar con esta metáfora o como quieran llamarla, que hay motivaciones que están en plena ebullición dentro de tu corazón y no cesan de inquietarte y de interpelarte.

Es el caso de lo que experimento desde hace un tiempo. En el trasfondo de mis humildes reflexiones subyace escondida e impulsa mi pensamiento. Podría llegar hasta decir, no sé si es un disparate, que se transforma en símbolo que parece haber dormido allí toda la vida. Hoy, en la lectura, de improviso porque no esperaba que me tocará a mí, leí la segunda lectura de la Palabra de la Eucaristía dominical, y decía, al final: ... Quien dice: "yo lo conozco", y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él. Pero quien guarda su Palabra, ciertamente el amor de Dios ha llegado en Él a su plenitud. En esto conocemos que estamos en Él.

Y guardar sus mandamientos consiste en poner en primer plano de tu vida el Amor al Señor tu Dios, pero de forma inmediata, muy vinculado a lo primero, el amor a quien está a tu lado y a todos los hombres. De tal forma que lo primero no tendrá lugar sin lo segundo, y lo segundo no será pleno sin lo primero. Ese dar la vida por el otro podría ser también un símbolo, y lo digo así porque no lo sé ciertamente. El símbolo significado y representado en los signos del buen samaritano, que se da por compasión, una compasión amorosa como la que nos regala cada día el Espíritu de Dios.

El símbolo del darse y entregarse como los padres se dan a los hijos. Jesús lo representan a través de signos visibles, en muchas parábolas, en muchas maneras de morir, como el grano de trigo, para salvar a otro del apuro o el peligro. Todos los símbolos conducen al mismo precipicio donde solo queda dar el salto del amor, amor ciego y de forma incondicional.

Y esa idea martillea mi pobre y pequeño corazón. Si no me preocupo por los Cristos que tengo a mi derecha e izquierda, qué estoy afirmando. Porque solo preocupándome y actuando puedo confirmar lo que expreso y digo con mi palabra. Si no, me delato como mentiroso. 

Sin embargo, tan difícil es lo uno, como tan paciente debe ser lo otro. Trato de decir que no puedo creerme que esto que surge en mí, por mí lo puedo hacer. No, creo que si lo hago es porque es obra de Dios, y Él será quien me haga hacerlo y quien me indique por donde debo ir. Antes, lo que a mí me toca, es tratar de ponerme en sus Manos, estar disponible, que no es poco difícil. Porque eso supone desapegos, están en permanente vigía y ligero de equipaje, atento a las insinuaciones, a los acontecimientos, desencadenado y  liberado para...

Antes habrá muchos huertos de Getsemaní, y muchas horas de silencio y súplicas... para disponerse a hacer la mejor oración, darse las veinticuatro horas a los demás.

4 comentarios:

  1. Así es Salvador, como dice la canción: Amar es entregarse.

    Dios te bendice.

    ResponderEliminar
  2. Hola querido Jorge, espero te encuentres bien con toda tu familia. Un fuerte abrazo.

    Sí, las ideas persisten y están ahí. Solo nos basta ponerlas en diálogo con Él, para saber si son de Él o no.

    Preparamos el II Encuentro Bloguero para el 12- 14 de octubre, en Santander. Sería una gran alegría podernos encontrar de nuevo.

    En Él encontraremos la respuesta.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Yo pienso, que si la idea es una inspiración del Señor es para bien de todos nosotros, nos enseña San Pablo: «En todo dad gracias, pues esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, quiere de vosotros. No extingáis el Espíritu; no despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno. Absteneos de todo genero de mal.» (1º Tesalonicense, 5, 18-22).

    Sólo en Él, tenemos la respuesta, como bien has dicho, hermano Salvador.

    Jesús y María Santísima siempre le bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Encantado con tu visita y tu compartir. Claro, todo aquello que viene del Señor es Gracia y Bondad. Nada, de Él, puede ser malo, porque en Él solo existe Bondad y Amor.

    Sin escatimar esfuerzo por nuestra parte, la última Palabra la tiene Él, y eso es lo que debemos esperar. No perdamos la fe y la confianza que todo lo que de Él venga, si estamos abierto a su Gracia, tendrá efecto y realización.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.