ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 5 de marzo de 2012

SON LOS HOMBRES LOS QUE MATAN


No viene el sufrimiento de parte de Dios, son los hombres, "nosotros", los que lo engendramos y hacemos que exista. Porque el mundo, la Creación, fue pensada sin sufrimientos, un lugar de bienestar, un paraíso.

De la misma forma que Dios nos hizo libres, libres hasta para rechazarlo. De la misma manera nos permite hacer el bien o el mal. Todos somos responsables de las guerras, de los abortos, enfermedades, accidentes, crímenes, muertes, cambios climáticos...etc. Porque la enfermedad entró en la Creación por nuestra soberbia y suficiencia., pues hemos sido pensados eternamente.

Sentimos que eramos capaces de administrarnos por nuestra cuenta, y dejamos plantado al Creador. No creímos en su promesa de amor y felicidad, y pensamos que nosotros podríamos satisfacernos solos. Y emprendimos nuestro propio proyecto. ¿Qué pasó? Que en su Misericordia el Señor nos ha regalado la muerte para, tener la oportunidad de empezar de nuevo a una nueva vida, la que teníamos antes de perderla por el pecado.

Pero, claro, necesitamos redimirnos, bueno, no, porque ya lo estamos en su Hijo Jesús, pero si necesitamos hacer y vivir lo que Jesús nos dice, y eso es simplemente "Amar". Por lo tanto, lo que va a decidir nuestra eternidad gozosa es nuestra cuenta de amor. 

Una cuenta de amor cuyos intereses serán gratuitos y puestos al servicio de los demás. De los que más los necesiten. Eso es todo, pero tan sencillo de entender y muy difícil de llevar a la práctica. Tanto es así que muchos están en la puerta sin decidirse a entrar por el mal testimonio que los que están dentro les dan.

Dios mío, ayúdanos a ser lámparas que alumbren el camino y señalen la entrada a aquellos que se quedan en la puerta porque nuestras turbias lámparas no les dejan ver. Queremos hacerlo, Señor, pero nos fallan las fuerzas. Estamos apegados a este mundo que nos arrastra y nos debilita. Danos la paciencia para mantener la fe firme, asidos al Espíritu Santo y, a pesar de nuestras caídas y deshonras no permitas que nos perdamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...