ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 20 de febrero de 2012

NECESITO OÍR Y LUEGO VER, PERO VER SOBRE TODO LA LUZ

En la esperanza de la vida eterna, la cual...

A lo largo de mi vida he sufrido muchas enfermedades. Hasta ahora todas han sido vencidas, y, por la Gracia de Dios, no han sido demasiadas dolorosas ni de larga duración. Todas, por decirlo de alguna forma, han sido de andar por casa y de fácil remedio.

Sin embargo, a mí, por la Gracia del Espíritu, me han bastado para descubrir la necesidad de ser sanado, no de estas enfermedades de pacotilla, sino de la verdadera que amenaza mi vida para siempre y la pone en peligro de perder, "siempre", la dicha de vivir gozosamente, lo que busco, la plena felicidad en la presencia de Dios.

Así y todo, he estado al filo de la navaja, y a punto, doy gracias a mi Ángel de la Guarda, de perderlo todo. ¡Dios mío, me estremezco al pensarlo! Ha sido la única vez que, sin darme cuenta, he estado en el otro mundo, unos veinte minutos, en manos de vender mi alma al demonio. Porque no estaba preparado ni viviendo en la presencia de Dios.

Al menos, eso es lo que yo pensaba. Ahora, después de unos años, me he dado cuenta que el Señor estaba ahí, y veía todas mis andanzas, todas mis cegueras, todas mis ignorancias y mis debilidades. Y, como al paralítico, me ha curado, no solo mi enfermedad física sino también mis enfermedad espiritual. Y me ha dicho, anda, camina y no peques más.

Y tratas de ser tú ahora ambulancia, camillero, vehículo que acerques a otros a mí. Y eso, en, con y por Él trato y me esfuerzo en responderle. 

Antes sabía de su Misericordia, de su Amor, de su salvación, pero yacían escondidas y casi muertas dentro de mí. Esas eran mis parálisis más graves, y las que realmente necesitaban urgencias de ser curadas. Hoy, por su Gracia, he despertado a su verdadera sanación, la que cura, no solo la enfermedad física, sino la verdadera salvación que conduce a la vida eterna.

3 comentarios:

  1. El es rico en misericordia.Que agraciados somos!.Salvador tu blog es muy especial, Dios te bendice!

    Te he dejado algo en el mio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias caminar, pasaré a recogerlo en cuento pueda.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  3. Le dejo el enlace http://caminar-aflordepiel.blogspot.com/2012/02/premio-liebster.html
    Dios lo Bendiga. Sus palabras son muy alentadoras.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.