ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 27 de septiembre de 2010

LA OTRA COPA DEL MUNDO: EL VERDADERO TESORO


Hay muchas clases de tesoros. Para uno puede ser liberarse en estos momentos de la hipoteca que lo ahoga; otros pondrán todo su tesoro en encontrar un trabajo duradero que les ayude a vivir decorosamente, y cada uno irá descifrando donde tienen ahora la búsqueda de su tesoro.

Sin embargo, hay, sólo dos, clases de tesoro. Una, la primera y más inmediata que recogemos enseguida, la clase de tesoros terrenales que nos alegran y nos hacen felices rápidamente, pero que de la misma forma que aparecen, también se esfuman. Son los llamados tesoros caducos que, al final, no son tales tesoros porque un tesoro que pierde su brillo en poco tiempo, deja de ser tesoro. Al menos no es el mejor tesoro. Su caducidad lo devalúa.

Viendo la manifestación de alegría del hijo de D. Vicente del Bosque, seleccionador nacional de fútbol, Álvaro, he reflexionado que el mayor y único tesoro, que permanece siempre en su corazón y jamás se borrará, para Vicente del Bosque, es su hijo Álvaro. Esa copa si será para siempre y, realmente es la que vale la pena ganarla. La otra, la del mundo, ya ha pasado a la historia, y dentro de poco sólo será un bonito y hermoso recuerdo.

Cuando Álvaro, el hijo de Del Bosque, elevaba orgulloso y lleno de júbilo la Copa del Mundo de Fútbol, que alguien puso en sus manos, ante todos los asistentes, ministros y ministras incluidos, imagino que debería haber pasado por sus mentes la gran responsabilidad que tienen sobre la vida, pues muchos niños como Álvaro están siendo condenados, por intereses egoístas, a morir, nacidos ya en el seno de sus madres.

En este caso, la copa del mundo se alcanza con sacrificio y trabajo, y con buenos jugadores como los que tiene hoy España, pero la vida del ser, nacido y que no dejan vivir, hoy, lamentablemente en España, pende del deseo de la mujer que le está alimentando en su seno.

En el caso de Álvaro, maravillosamente alegre en la Moncloa, y de tantas otras vidas semejantes, sus padres decidieron cuidarla y mantenerla y disfrutarla con ellos. Han sabido ganar la verdadera Copa de Oro, el Verdadero Tesoro que significa dar y darse en amor al hijo o al prójimo.

Enhorabuena, D. Vicente y Sra, padres de Álvaro; enhorabuena padres anónimos que han optado por la vida, a pesar del oro caduco del mundo.

1 comentario:

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...