ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 3 de diciembre de 2008

¿Que bello es vivir!


Víspera de Navidad. George Bailey está con el agua al cuello. Buen tipo, ha creado un banco para ayudar a la gente, pero en un momento dado no puede hacer frente a los pagos. El malvado señor Potter ser regocija de sus problemas. Desesperado, Bailey va a un puente, dispuesto a arrojarse al río. Pero viene a él Clarence, un ángel que tiene con él la oportunidad de ganarse sus alas. Lo hará mostrando a Bailey como habría sido la vida de su familia y amigos si él no hubiera existido.
Después de haber visto la película, cada mirada tiene un lenguaje que encierra muchos valores y dignifican la familia y el servicio, en una palabra, el amor. Es una magnifica reflexión para mirarse en los momentos desesperados de nuestra vida y comprender que nuestra existencia es un don y un regalo que no sólo no nos pertenece, sino que está comprometida con los demás.

La vida de otros depende de la de nosotros. O, al menos, no sería igual sin nosotros. Porque DIOS ha querido que vivamos en racimos dependiendo los unos de los otros. Cuando descubrimos la importancia de nuestra vida, incluso en la frustración y errores, que suponen para los que nos rodean un motivo de redención y purificación, nuestra existencia cobra sentido y el suicidio, como se plantea en la película, pierde todo su sentido y su lógica.

Es magnifico contemplar el brío y la inmensa felicidad que embarga a George Bailey cuando llega el momento que descubre el verdadero sentido de su vida en relación con los otros y como todo lo demás: la cárcel, la deuda económica, las dificultades se empequeñecen y pierden su importancia. Y, lo más sorprendente, como el bien actuar, la verdad y el servicio responden en la proporción de cientos por uno.

Film navideño por excelencia, conmueve aunque uno la haya visto varias veces. Fue el primer título de Capra para Liberty Films, productora que creó con Wyler y Stevens. La historia se basaba en el breve texto de una felicitación navideña de Philip Van Doren, y contó con unos inolvidables James Stewart, Lionel Barrymore, Donna Reed y Henry Travers. Curiosamente en el momento de su estreno, y pese a las buenas expectativas (nominaciones al Oscar incluidas), no funcionó. Y ninguna explicación resulta satisfactoria para el que luego ha llegado a ser el film más popular del genial Capra.


Realmente es así, la he visto varias veces y he terminado emocionado. Claro ejemplo de lo que debe perseguirse en la vida, y de lo que verdadermente importa. Las palabras de su hermano, al final, - "¡por mi hermano George, el hombre más rico de la ciudad!" - reflejan todo el contenido de la hermosura de servir a los demás.

2 comentarios:

  1. Habrá que verla.
    Gracias por la recomendación.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Indudablemente que si. No dejes de verla. Es una historia cargada de valores:humildad, comprensión, amistad, servicio, aceptación, entrega y sobre todo de amor. Cuando sabemos coger y descubrir lo que la historia tiene detrás, el provecho es mucho. Capra nos ha dado mucho bien.
    Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...