ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 15 de septiembre de 2012

VIVIR LA HORA

acebook.com
 - En tu presencia la vida cobra sentido... concedeme la gracia

En muchas ocasiones Jesús habla de que no ha llegado su hora, o que ha llegado el tiempo, la hora de... Quiero hoy llamar la atención a algo que quizás pasa desapercibido o no le damos la importancia debida cuando nos preocupamos mucho por lo que pasará mañana o aquello que tenemos para dentro de unos días.

Mi reflexión busca el despertar y tomar conciencia de que las preocupaciones del mañana nos impiden hoy vivir a tope o concentrado en lo que en este momento, en esta hora, hacemos. Quiero confesar que a mí me pasa mucho eso. Una preocupación futura me descentra, me abate y hasta me deprime en mis ocupaciones o compromisos presentes.

Y lo importante es el momento presente, la hora de hoy, porque es ese momento el que Dios, tu Padre Dios, quieres que le dediques intensamente, profundamente. Y se lo dediques en generosidad y entrega en los hermanos. Pasada esa hora vendrá la siguiente, y cada hora traerá sus problemas y preocupaciones.

Porque de nada vale dejar de soportar el sufrimiento presente con entereza y esperanza, o no alegrarnos con el gozo que vivimos ahora, pensando en lo que vendrá dentro de unas horas o días. Esa forma de dejarnos dominar por las emociones y sentimientos que vendrán más tarde nos impedirán gozar o vivir lo que nos ocurre en esta hora, la más importante de nuestra vida.

Porque de lo que hagamos ahora dependerá lo de mañana. Y la vida es un cúmulos de horas que de no vivirlas intensamente y profundamente se nos escapará la sustancia de lo que nos pedirán cuenta cuando llegue la última hora. Podríamos converger en que la Hora final es el resultado de vivir intensamente en todo su realismo las horas, en su hora, de cada día.

Elevemos nuestra mirada al Padre y pidámosle en nombre de Jesús que nos de la capacidad, el talento y la voluntad de saber vivir en toda su intensidad y dedicación cada hora de nuestra vida. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.