ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

martes, 31 de agosto de 2010

CONFLICTO O APEGOS


Cuando dos personas se enfrentan lo hacen porque ambas defienden sus propios egoísmos o apegos. La supremacía de mi yo ante el tuyo, pero, a pesar de ello, admiten que se quieren, más no están dispuestos a renunciar a sus apetencias o carácter. Yo soy así, suelen argumentar, y a estas alturas no voy a cambiar.

Pero, una pregunta: ¿Qué es amar? Mejor dos, ¿qué significa amar? Porque si amar no contiene la suficiente fuerza para superar dificultades y apetencias no estoy seguro que es amar, o dicho de otro modo, creo que ustedes no se quieren. Si una pareja no está dispuesta a morir un poco de sí mismo por el otro, ¿qué es lo que le importa realmente del otro?

Y si el otro no está dispuesto a lo mismo, ¿qué es lo que quiere del otro? En ambos caso se descubre visiblemente el egoísmo de ambos, y cuando el egoísmo se antepone a la renuncia por el otro, ese amor, que sí, posiblemente exista, está muy inmaduro, muy verde para fundirse en uno solo. No hay ningún otro problema sino lucha de egoísmos. Y ese problema es el mismo que origina la muerte de muchos niños inocente. Muchos todavía en el seno de sus madres, y otros condenados a una vida sin unos verdaderos padres como referencia en sus vidas.

La culpa de los mayores, que no adultos, porque si se fuese adulto posiblemente no ocurrirían estas cosas. Cuando el amor llega a madurar está por encima de todo egoísmo y aunque se tenga diferencias, se dialogue y se piense de diferente manera, el amor supera toda desigualdad y diferencia para, en la diversidad y adversidad, caminar unidos aceptándose, perdonándose y aguantándose.

Qué todo eso supone renuncias, esfuerzo, humildad, trabajo, paciencia, comprensión, entrega, obediencia, docilidad, sinceridad, fidelidad, respeto, diálogo, y muchas cosas más, ¡claro que sí!, pero eso es lo que significa amor, y cuando se dice que se ama hay que estar dispuesto a eso, y si eso no es así, se dice mentira, o nos autoengañamos distorsionando la realidad.

Sólo donde hay dificultades superadas, porque lo bueno está de antemano superado, existe amor, y todo lo demás son egoísmos convenidos hasta que llegue el momento de que no encajen o sean compatibles. Entonces se rompe el encantado amor romántico que sólo era un espejismo de sus mismas pasiones y deseos.

Nuestra sociedad, montada sobre las bases de una convivencia hedonista, dominada por el deseo egoísta de hacer y satisfacer nuestras propias voluntades y apetencias se somete a la voluntad de los sentimientos pasionales que la encadena y esclaviza. Luego, cada día somos menos yo y más impersonales y, por supuesto, menos libres.

Muy poco hemos avanzado, mejor, diríamos que hemos retrocedidos porque, aun sabiendo de nuestro error, somos incapaces de reconocer nuestra equivocación y regresar a la libertad de ser nosotros mismos, dueños de nuestras pasiones y sentimientos sometiéndolas a nuestra voluntad y libertad de buscar el verdadero bien que nos dignifique y nos haga más personas y menos borregos esclavos de nuestra naturaleza caída.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...