ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 6 de julio de 2013

LA SALVACIÓN SE ESCONDE AL FINAL DEL CAMINO



No se trata de creernos que por el hecho de ser creyente y esforzarnos en seguir a Jesucristo, todo nos va a salir como nosotros queremos y pedimos. Ni siquiera tendremos ventaja sobre aquellos que lo rechazan o no creen en nada. Dios es bueno con todos y sobre todos hace salir el sol, tanto para los buenos que para los malos. Es Padre de buenos y malos, aunque desea y quiere que todos seamos buenos y nos amemos como Él nos ama.

Por lo tanto, seguir a Jesús será complicarnos la vida. Eso es lo primero que debe de saber un creyente y seguidor. El camino se hace difícil y duro. Se trata de una lucha interior consigo mismo y de morir a nosotros para, siendo libres, vivir para amar desinteresadamente a los demás. Como ven el caminar en ese sentido lleva mucha tela, y hay que saberla cortar.

Hacer un alto en el camino se hace vital, se necesita. Se necesita porque nuestra naturaleza humana lo demanda, pero se necesita más porque, hablar con el Señor, a quien seguimos, exige tiempo, serenidad y paz y también atenta y serena escucha. El descanso reconforta y recupera fuerzas, pero lo más importante, la reflexión, orienta, vigoriza el alma, levanta el espíritu, despeja el horizonte y empuja a caminar hacia la tierra prometida.

¿Porque si no, a dónde? Saber a dónde nos dirigimos es fundamental para organizar el descanso, reponer fuerzas en el avituallamiento eucarístico e, injertados en el Camino, recorrer nuestro camino. Durante el recorrido los peligros saldrán a nuestro encuentro. Nadie nos va a librar de eso, porque tu cruz tendrás que cargarla, pero el soportarla te será más ligera y suave si a quien tomas de acompañante en tu camino es el Señor. ¡Has acertado, el Señor es nuestro descanso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.