ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 21 de diciembre de 2008

Proyecto Guatemala: "Ciudad de la Felicidad".









Este año, en la primera quincena de febrero, un grupo de mi parroquia hizo un viaje a Guatemala. El objetivo era visitar y experimentar, in situ, la tremenda realidad que se vive en aquel país y el gran problema asistencial de mayores, enfermos y niños que se necesita atender primero y, luego, evangelizar después, porque no sólo hay que dar el pan, sino completar dicha ayuda con la salvación eterna. JESÚS así lo hizo y de esa forma envía a su Iglesia.

Nuestro párroco, D. Miguel Hernández Suarez, está vinculado con ese proyecto y fue el principal animador para acercarnos allí. Yo no pude ir, pero fue un grupo de mi parroquia con otro de Las Palmas. Se llevó todo lo que se pudo de dinero, medicinas y todo tipo de ayuda útil que se pudo recoger. Aproximadamente se llevó entre 70 u 80 kilos de mercancía entre ropa, medicinas y alimentos.

En el mes de noviembre nos visitó Andrea. Andrea es un misionero seglar consagrado, de procedencia italiana, y participó con nosotros en unas charlas que nos dio el profesor D. Juan Carlos Caprile, médico, director del Instituto de Bioética de la Universidad de la Plata, Argentina, sobre el aborto y sus consecuencias psicológicas posteriores, así como los medios que se utilizan como anticonceptivos para interrumpir el embarazo y provocar un aborto, y con ello, el asesinato de un inocente.

Se llevó toda la ayuda que pudimos recoger en la parroquia para continuar adelante con el proyecto que a continuación el mismo les cuenta:

PROYECTO GUATEMALA: "CIUDAD DE LA FELICIDAD".

Querido hermano Salvador, describo a largos rasgos quienes somos, en dónde estamos, en qué nos desarrollamos y cuales son nuestros grandes anhelos en bien de la humanidad.

Ejercemos apostolado social con la 3ra edad, niñas deficientes psíquicas, niñas huérfanas, niños y niñas de la calle.



Estamos presente en tres continentes, América latina, Europa, África, y próximamente en Asia.

En nuestro país, Guatemala, hay una extremada pobreza y los niños son los más afectados, porque nuestras autoridades pasan desapercibidas a las necesidades y penalidades de nuestros más pequeños. Hay muchos niños abandonados, maltratados física y psicológicamente. Explotados por sus mismos padres, mucho de estos pequeños a su corta edad han sido violados por sus mismos progenitores.

Hace algunos meses nuestra mirada se plasmó en el municipio de Esquipulas, que colinda con la frontera de Honduras y Salvador, es un lugar en donde se experimenta el sufrimiento de la niñez; se cuenta con muchos emigrantes procedentes de los países anteriormente mencionados; niños en la calle sin nadie por ellos, niños explotados, abandonados, huérfanos, sin oportunidades de una adecuada alimentación y educación.

Con la ayuda de la comunidad benedictina de Esquipulas donaron un terreno de 38 hectáreas para poder plasmar nuestro ideal en bien de la niñez, que espera contar con un buen futuro el día de mañana. Empezamos la obra a la cual hemos identificado con el nombre de CIUDAD DE LA FELICIDAD.

¿Por qué Ciudad de la felicidad? Porque queremos que la niñez sufrida tenga un lugar adecuado, en donde encuentren una familia, la que nunca han tenido, y que sean felices como muchos niños, porque también tienen derecho a serlo. En qué consiste este proyecto? Es un proyecto ambicioso porque el amor no se queda con pequeñeces, el amor va más allá en busca del bien del prójimo, queremos que el proyecto sea verdaderamente un lugar en donde se plasme la sonrisa de lo más valioso que tenemos: nuestros pequeños.

NUESTRO PROYECTO CONSISTE EN:







Construir 10 casa en donde habitarán en cada una 10 niños-as; una figura materna, una religiosa, una figura paterna, unos hermanos consagrados de la familia de betania, para acompañar en la vida espiritual de los pequeños.

Un oratorio para que todos los niños busquen, amen y sirvan a Dios según nos lo enseña al Catecismo porque sin Dios somos nada.
Una casa para el voluntariado.

Talleres de capacitación: Computación, Cocina, Corte y Confección. Belleza, Mecánica, Carpintería, Electricidad etc. Para que los niños el día de mañana tengan un oficio aprendido y puedan ser útiles a la sociedad.

Un hospital para que las personas de los alrededores del municipio de Esquipulas que no tienen la posibilidad de ser atendidos por médicos y adquirir medicamentos por la extremada pobreza en que viven, tengan una atención gratuita en beneficio a su salud, ya que la salud es derecho de todos.

Manifiesto que gracias a mucha familias y gente de buena voluntad de España, de Italia y USA, tenemos construidas actualmente 4 casas. Nos falta equiparlas; se han iniciado otra ; el oratorio ya está levantado y falta terminarlo; tenemos construida 1 escuela-biblioteca, y una iglesia.

Ni que decir tiene que la labor es muy importante y necesaria, como en muchas partes del mundo. Se necesitan muchas manos para hacer del mundo un reino de paz, justicia y amor como el SEÑOR JESÚS, el niño que hoy nos nace, quiere que se haga. ÉL vino para, precisamente, hacer eso y nos dejó esa tarea a nosotros a través de su Iglesia.
Y todos somos Iglesia y estamos comprometido con esa labor. Unos in situ, otros en la oración y otros en el mundo laboral contribuyendo con nuestras aportaciones voluntarias y según nuestras posibilidades. Es por este motivo por el que me atrevo a pedir la colaboración económica y de oración para el éxito de esta bendito proyecto.
Y una advertencia: doy fe de la seguridad y la veracidad de este proyecto con mi vida si así fuera necesario, pues aunque no lo conozco personalmente, sí una parte de mi comunidad estuvo ahí y, personalmente conozco a Andrea de quien recibimos esta información. Por otro lado están las hermanas de la Congregación Marta y María que son las que colaboran con el proyecto y las encargadas de enviar el dinero recolectado, pues la cuenta para dejar sus donativos y colaboraciones es:
BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA N. 0182 – 3448 – 49 – 0201502306
y el e-mail martaymaria@cip.es
 
Aquí pueden ustedes ser informados y aclarar todas sus dudas al respecto.
Nuestra esperanza es que en ese ambiente los niños, "los hombres del mañana de Guatemala", crezcan y se formen para que hagan de su lugar un reino de paz, justicia y amor. Que el niño DIOS nazca en nuestros corazones y nos ayude a ser más solidarios y generosos con nuestros hermanos. ¡Que DIOS los bendiga!
PD. PROPÁGALO PORQUE DE MUCHOS DEPENDE QUE ESTE PROYECTO SALGA ADELANTE, Y CON ÉL, ¿QUIEN SABE?, UN FUTURO MÁS EN PAZ, JUSTO Y LLENO DE AMOR, DE GUATEMALA.

Cuando hice este reportaje, 21 de diciembre, de 2008, la realidad era la descrita. Hoy, por la Gracia de DIOS, se ha avanzado, ya hay siete casas terminadas, restan tres por terminar, y se está construyendo un monasterio, entre comillas, para las monjas y, aunque el problema de fondo es el mismo, la ciudad va creciendo y avanzando en sus objetivos (ver aquí).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...