ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 1 de noviembre de 2017

CUMPLIMIENTOS Y LEYES

Se hacen leyes para cada cosa. El hombre, es verdad, las necesita, pero más como una motivación de disciplina y control que como verdadera solución vital a su misión salvífica y eterna. Porque, lo único importante es amar, y el amar empieza por reconocer y experimentar el Amor del único Dios, del que recargamos nuestro propio amor para proyectarlo en los demás.

Ambos son semejantes, pero el primero es el vital y el segundo es el reflejo del primero. Dicho de otra forma, sin el primero no se da el segundo, porque nuestra naturaleza humana, descolgada de la de Dios, queda sometida a nuestros egoísmos propios. Nunca podremos amarnos si, primero, no amamos a Dios. Luego, partiendo de Él podremos amarnos a nosotros mismos, aceptándonos tal como Él nos ha creado y creciendo, por la acción del Espíritu Santo, para amar al prójimo.

En esa mejoría, camino de perfección, se irá gestando nuestra conversión, y, su fruto, será esa transformación, por la Gracia de Dios, para capacitarnos a amar al prójimo con un amor semejante al Él. Por lo tanto, no es cuestión de desanimarnos, ni desesperarnos, ni, menos, tirar la toalla, porque nuestra conversión no es obra nuestra. Es el Señor, a través de su Espíritu, quien nos irá transformando y cambiando.

 Eso sí, necesita, como hizo su Madre, la Virgen María, que abramos nuestros corazones y nuestra disponibilidad total a la acción del Espíritu Santo, que será quien nos vaya cambiando y convirtiendo. Y notaremos el cambio. Experimentaremos como nuestro corazón será cada día más compasivo, comprensivo, humilde y generoso. Sí, porque el Espíritu de Dios lo puede todo y es Él quien hace su obra en cada uno de nosotros.

Por lo tanto, decía, no desesperemos y perseveremos en la confianza de que el Señor nos transformará y hará de nuestro corazón duro, egoísta e individualista, un corazón suave, bueno, disponible y generoso para, como Él, amar incondicionalmente a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...