ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 29 de enero de 2017

EL MUNDO NOS DUERME

Necesitamos reflexionar. Pero, para reflexionar hay que escuchar y, sobre lo escuchado, reflexionamos. Creo, y lo constato desde mi propia experiencia, confundimos el seguimiento a Jesús con cumplir unas prácticas que nos manda la Iglesia. Y, ahí se acaba todo. Lo demás lo hacemos nosotros también por nuestra cuenta. Entendemos, las prácticas por un lado, y nuestra vida por otro.

Realizadas las prácticas experimentamos como que hemos cumplido y quedamos liberado. Sentimos como un descanso y una libertad para luego hacer los que nos apetece y nos gusta. Es decir, vivir y gozar. De pasada, si nos enteramos o lo vemos, parábola del samaritano, nos justificamos con los cumplimientos y las responsabilidades. Y me digo, ¿no somos vivos retratos de los fariseos de la época de Jesús?

Nuestro compromiso creyente no puede limitarse unos servicios o prácticas religiosas desencarnadas de la vida real. De nuestra propia vida. Quedaríamos retratado como el sacerdote y el levita frente al samaritano. La comunidad necesita el testimonio y la acción de los creyentes. Jesús no ha venido para mandarnos a hacer unas cosas y, cumplidas, ya está. No hubiese hecho falta entregar su Vida para eso.

Nos hace falta reflexionar y fermentar dentro de la masa de este mundo. Y la reflexión no sobre lo que nos parezca y con quien nos parezca. La reflexión tiene un sólo camino: "La Palabra de Dios". Desde la escucha atenta, asistido por el Espíritu Santo, tratemos de escuchar lo que nos dice la Palabra, porque podemos seguir cumpliendo, pero eso de poco nos va a valer. No se trata de hacer y no hacer, sino de amar, y por amor hacer lo que necesitan las personas amadas. Eso fue lo que hizo Jesús.

Y nos sigue amando, y esperando que nosotros respondamos. Hagamos el esfuerzo de despertar y de darnos cuenta que seguir a Jesús no es cumplir una serie de normas, sino de darle sentido al amor en nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.