ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 9 de noviembre de 2015

¿DAMOS LO QUE NOS SOBRA?



Cuando nos piden y pensamos dar, miramos para el bolsillo. Nos parece que lo importante y lo que vale es el bolsillo. Nos valoramos por el dinero de nuestro bolsillo, y lo demás parece que pierde valor. Sin embargo, lo importante no es sólo el bolsillo. Hay otras cosas.

La vida y su tiempo es muy importante. ¿Qué hacemos con nuestra vida? ¿En qué la gastamos? Porque lo que realmente queda no es el dinero que podamos dar, sino el tiempo que dediquemos a darnos. Ese es el verdadero tesoro de nuestra vida, y el que realmente se nos pide.

Pensamos en nosotros, y en nosotros, y en nada más que nosotros. Pensamos cómo poder vivir mejor, y gastar nuestro tiempo de forma que no nos aburramos. Todo nuestro empeño consiste en satisfacernos y en darnos gozo y felicidad, y nuestra vida la enfocamos en esa línea: ocio, viajes, distracciones, bienestar, juegos de entretenimientos...etc. ¿Qué dejamos para dar y darnos a los demás?

Posiblemente, para acallar nuestra conciencia, buscamos algún ratito, que no nos prive de lo que nos gusta y nos divierte, para ayudar en alguna asociación o parroquia, o a algún familiar. Con eso silenciamos nuestra conciencia y nos presentamos como buenas personas y buenos cristianos. Al menos damos y nos parece que cumplimos.

Pero la cosa no consiste en eso, sino en darse. El dinero es sólo una parte. La otra parte es tu vida. Dar de tu tiempo, de ti mismo. Es decir, darte. Es dar todo lo que tienes, y eso significa dar tu vida con todo lo que tiene, dinero, talentos y tiempo.

Es posible que muchos no nos enteremos. Otros que no queramos ni escuchar si se nos dice. Otros, lo que nos sucede es que no estamos dispuestos a renunciar a la vida que nos hemos organizado, y otros por soberbia y suficiencia cierran sus ojos y no hacen caso, porque se está mejor así.

Nos queda continuar pidiendo para que la Gracia del Señor nos ilumine y nos dejemos guiar por la Luz del Espíritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...