ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 16 de mayo de 2015

RENTABILIDAD



¿Quién no busca que sus actos y acciones tengan rentabilidad? Hasta en la Iglesia se miden los resultados por los números o asistencias de fieles. La primera pregunta sobre una reunión, conferencia o celebración es sobre la asistencia de gente. Es algo inherente a la mente humana. Estamos cogidos por nuestra razón económica y eso lo extrapolamos a todas las circunstancias de nuestra vida.

Sin embargo, el Reino de Dios no se experimenta por ahí. Para Jesús hay algo mucho más importante, el amor. El amor que no se mide por economía, sino por entrega, generosidad y gratitud libre y desinteresada. El amor que su propio pueblo no entendió ni esperaba. Porque para vencer hay que ser más fuerte. 

Sólo el poder y la fuerza son los signos de victoria que entiende el mundo. Un Mesías que se presenta pobre, humilde, sencillo y con el arma del amor parece loco y disparatado. Jesús pierde para vencer. Podríamos significar que la victoria se esconde detrás de la derrota. De la derrota del amor, la Cruz, aparente signo de derrota y fracaso, se convierte en la Resurrección de Jesús, signo de Victoria y de Redención.

Signo de amor que realmente salva al hombre. Sólo importa la rentabilidad final, porque de nada vale subir mucho al principio para luego caer hasta el abismo al final. Mejor permanecer, aún en la tristeza, en el dolor, para luego terminar en la felicidad eterna. Esa es la verdadera y única rentabilidad. El éxito del Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.