ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 25 de marzo de 2015

EL PROBLEMA DE LA ELECCIÓN

Más elecciones a la vuelta


La vida tiene muchas cosas aparentemente extrañas, pero miradas con atención y tiempo, no lo parecen mucho, y se descubren como normales y lógicas. Es verdad que resulta difícil entender que el PSOE vuelva a ganar en Andalucía. Llevan mucho tiempo gobernando esa huerta, que ya parece de su propiedad.

Y lo extraño es que en las últimas décadas no han dado frutos, y sí miserias y hambre. Y hasta corruptela y fraudes. Examinando esta historia de amor, no se entiende mucho. Sólo pensar que hay amores que matan lo puede, a media, explicar.

Yo, sin embargo, tengo otra teoría. Desde mi experiencia, que ya son unos años, observo que el panorama de la oferta no varía. Aparece alguno nuevo, pero con poca fuerza y base, y necesitado de trabajo y tiempo. Siempre en la parrilla de salida están los mismos, a veces con alguno que puede animar la carrera, ¡pero eso!, simple animador. Es lo mismo que si miramos para la liga española de fútbol. Siempre los mismos: Madrid y Barcelona.

Así presentadas las cosas, la pregunta es: ¿A quién vamos a votar? No hay otro. Y el que es de izquierda, no podrá votar a la derecha; y al de la derecha le ocurre lo mismo. Algunas veces aflojan los de la izquierda, y otras, los de la derecha. Pero siempre anda el juego entre ello. Y mientras, seguro de sus respectivos gallineros, se reparten los huevos a gusto.

Y es que ocurren dos cosas. a) por un lado no se presentan gente de valía y honradez. Gente que quieran construir patria y trabajar por el bien común; b) por otro lado, los electores no nos arriesgamos a cambiar, a depositar nuestro voto en partidos serios, pequeños, que quieren emerger, pero que necesitan votos.

 Los hay, pero la falta de medios, el poco apoyo y pereza electoral de los votantes a cambiar, a tomar riesgos, deja las cosas siempre iguales. Hay gente seria, al menos de la derecha,  Vox, Aes...porque la izquierda, que creo que también los hay, conozco menos. Pero terminan dejándolo porque se cansan y lo ven imposible.

Sin embargo, hay otros, también pequeños, que no traen buenas intenciones, sino que salta al ruedo electoral aprovechando la coyuntura política y el descontento por la crisis económica, para captar en río revuelto a los descontentos y desesperados. Son los partidos populistas que prometen todo lo que haga falta. Tienen, según ellos las soluciones, pero sólo esconden mentiras y un gran peligro.

Tengamos prudencia, porque ahora, en lo que queda de año, vienen muchas etapas donde nos jugamos mucho. Meditemos bien nuestros votos, y, sobre todo, busquemos no la fácil y populista, sino al partido serio y comprometido con el bien común. Y después exijámosle sus promesas y compromisos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.