ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 25 de febrero de 2015

NO PODEMOS QUEDARNOS CRUZADOS DE BRAZO



El panorama político no es muy halagüeño para los votantes, y, quizás, menos para los creyentes católicos. Pero, comprometidos por nuestro Bautismo, el mundo nos importa y no debemos quedar al margen de estas decisiones. Hace varias legislaturas tomé una decisión: se consecuente con mi fe y votar según ella. Y lo he mantenido, a pesar de considerar que mi voto se perdía en la ineficacia e inutilidad política.

Sin embargo, creo que un católico consecuente, debe responder a su compromiso de Bautismo, y ser fiel a su fe. Si no es así, será católico por su partida de Bautismo, pero no por la vivencia y practica de su fe. Y eso nos obliga a mover ficha y no dejar nuestro voto en blanco. Hay partidos con un ideario católico. Y en uno de ellos he dejado y dejaré mi voto.

Creo que los católicos debemos unirnos. Debemos unirnos, quizás, no lo sé, dejando nuestra identidad de Iglesia al margen, pero si uniendo nuestras peticiones según el Evangelio en una misma carta, para entregar nuestro apoyo y voto a aquellos políticos que piensen y quieran luchar por lo mismo.

El derecho a la libertad de expresión; el derecho a la libre educación, tanto cívica como religiosa; el derecho a la vida; el derecho a la protección de la unidad familiar como célula fundamental y básica de la sociedad; El derecho a la verdad, la justicia y la paz que sustenta la unidad y convivencia fraterna de la unidad nacional. 

Son derechos que no debemos exigir sino reclamar, porque son naturales inherente a la persona. La vida, la educación, la libertad de expresión, la justicia, la paz, la convivencia pacífica, la familia... son derechos que no hay que exigir, porque ya están y nacen con la persona.

¿Por qué no hacer una plataforma para reclamarlos y dar nuestro voto a aquellos que quieran representarnos y defenderlos en el Parlamento? ¿No empezó así podemos para defender sus intereses, ahora más que dudosos?

Quizás tengamos que responder nosotros de esa oportunidad que tenemos de unirnos para reclamar nuestros derechos por un mundo mejor. Creo que lo debemos pensar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.