ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 24 de noviembre de 2014

SOMOS LIBRES PARA PENSAR COMO QUERAMOS



De eso no hay duda, somos libres para pensar como queramos. Pero también, por esa libertad, seremos responsables de nuestros pensamientos y elecciones. Será de listo pensar bien, porque en base a eso, lo que nos suceda en el futuro dependerá de las elecciones de nuestros pensamiento.

Es, pues, muy importante pensar, y pensar bien. No es cosa de perder el tiempo, y sí de enterarse de qué va la cosa y buscar lo verdadero y valido. Y cuando se toma esta ruta, casi siempre se termina encontrándose con Jesús. Entre otras cosas porque Él es el Principio y el Fin. Es el Centro del Universo, Alfa y Omega, el Primero y el Último. Lo es Todo.

Podrás negarlo, pero te encontrarás con Él. Y lo peor es que tu encuentro sea a la izquierda, porque sus Palabras fueron muy duras para los que esté a la izquierda. No a la izquierda políticamente hablando, entiéndase bien, sino a la izquierda de los que Él sitúe, porque eso es para echarse a temblar: Entonces dirá también a los de su izquierda: ‘Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis’. Entonces dirán también éstos: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?’. Y Él entonces les responderá: ‘En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo’. E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna».

No trato de convencerte, porque eso dependerá sólo de ti, y a ti sólo te compete. Sólo trato de compartir la alegría y el gozo de luchar en esta vida con esta esperanza, la de vivir en el Amor del Señor para estar entre sus elegidos, a la derecha, el día de su Segunda venida, tal y como Él nos ha prometido. Y de, eso si me gustaría, avisar a todos aquellos que se lo toman a risa y a burlas.

Somos libres para pensar y elegir, pero aquí se trata de pensar y elegir bien. Y no hay nadie mejor, más seguro y en quién se pueda confiar que en Jesús, pues los de más mira como tienen el mundo. No hay sino que mirar, reflexionar y abrir los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.