ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 16 de octubre de 2014

EL DESEO DE PERFECCIÓN



Si pierdes el deseo de perfeccionarte estás diciendo que has perdido las ganas de vivir. Porque sólo se puede vivir con la idea de perfección. Hemos sido creados para progresar y alcanzar la perfección. Desde niño experimentamos que cada día aprendemos más cosas, y cosas buenas, espectaculares y que nos ayudan a ir creciendo y siendo mejores o más perfectos.

Porque la perfección busca siempre el bien. De buscar el mal no sería perfección, sino desviación perversa que amenaza con destruirnos también a nosotros. El hombre siempre tiende a buscar el bien, y eso le dignifica y le hace hijo de Dios, porque Él nos ha creado para hacer el bien, y eso se llama amor. Por lo tanto, el hombre nunca descansará en buscar hacer cada día el bien, y hacerlo mejor.

Pero pronto descubrimos que en lugar de crecer lo que hacemos es decrecer. Vamos para atrás y eso puede llegar a cansarnos y a pensar en arrojar la toalla. El peligro está en la tentación de querer hacer el camino solo. Solo porque de esa forma nos es más fácil y nos creamos menos conflictos y controversias. Solos vamos a nuestro ritmo y nadie nos marca acelerar o ralentizar el paso.

Pero de esa forma descubrimos que en lugar de amar nos estamos amando, y pronto el sin sentido y el vacío se apodera de nosotros y es cuando empieza la verdadera desmotivación y el deseo de alejarnos o tirar la toalla. La misión no es nuestra, es del Señor, y nosotros somos meros colaboradores que, sólo en sus Manos, seremos capaces de servirle en la medida que nos abramos al Espíritu de Dios que nos mueve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.