ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 17 de abril de 2014

LA VIDA ES DE TODOS



Es tan importante ayudar como dejar que te ayuden. A la hora de evangelizar sólo pensamos en ayudar y servir, pero, ¿y los que son servidos? ¿No son ellos parte importante y necesaria para que el servicio se pueda dar y el amor cristalizar? Darnos cuenta de esa realidad nos pueda ayudar mucho.

Es la misión de los pobres, dar la oportunidad a otros de poder servir, de poder ayudar, de poder darse en amor. Es el descubrimiento de la comunidad, la necesidad de vivir comunitariamente para tener la posibilidad de hacerte amor. Y te haces cuando sirves, cuando entregas tu esfuerzo, tu trabajo, tu servicio...

Quizás Jesús nos quiere decir eso con el lavatorio de los pies. Se necesitan tener pies para lavar, y esos pies están en los pobres. No pobres sólo por carencias de todo, sino pobres que, aun teniendo de todo, tengan la humildad de poner sus pies para ser lavados.

Y pobres que necesitan ser escuchados, no silenciados y excluidos. Son los niños que viven en el seno de sus madres. Son necesarios para ser atendidos por muchas personas que necesitan servir y muchos ganarse incluso su sustento en ese servicio, ya sea profesional o voluntario. Porque el amor necesita oportunidades para poderse materializar. Nadie tiene derecho a excluir a nadie por sus limitaciones físicas o intelectuales. Todos son, además de personas, necesarios y útiles para la convivencia y la solidaridad.

Es tan solidario quien aporta como los que reciben esa aportación. Un ejemplo que descubre esa realidad es el programa "Entre todos" de la tve - primera cadena. Se experimenta como las personas se sienten llamadas a colaborar, a participar y manifiestan que lo necesitan. Sienten la necesidad de experimentarse amor y poder llevarlo a la practica.

La vida nos pertenece a todos, porque el efecto de ayuda mutua y comunitaria por conservarla de unos a otros es el amor. Él nos hace sentirnos felices y eternos en el Señor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.