ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

viernes, 14 de febrero de 2014

CUANDO CONFUNDES EL AMOR CON SAN VALENTÍN



Hay muchas clases de amor. En ese sentido podríamos decir que cuando te gusta algo lo estás amando. Te gusta el fútbol, la música, el café, este determinado trabajo, correr...etc. Podríamos estar en condiciones de afirmar que todas esas cosas te encantan y en consecuencia las amas. Sin embargo, cuando se trata del amor entre personas la cosa es muy diferente.

Aunque también están y se mezclan todas esas cosas y actividades que antes hemos mencionado, el amor entre personas es algo más profundo y más serio. Primero se sienten atraídos, hombre y mujer, porque su físico y morfología están hechas para atraerse y luego conjugan otros factores que los unen más hasta que deciden un proyecto de vida y de familia. 

Han sido pensados para dar vida, vida que se traduce en hijos con los que componen una familia. Es, la familia, la célula de la sociedad que forman los pueblos. Diríamos que los pueblos y su convivencia en justicia y paz dependerá en mucho de como vivan y sean esas familias.

Cuando ese amor entre dos se busca personalmente, anteponiéndose uno a la felicidad del otro, se ha entendido mal, pues en lugar de ser amor es egoísmo. Y el egoísmo destruye o esclaviza sometiendo al otro a tus propias satisfacciones y apetencias. La pareja y la familia están en peligro. No porque se haya acabado el amor sino, posiblemente, porque nunca lo haya habido.

Han confundido peras con manzanas, pues amar no es otra cosa sino sentirte feliz cuando experimentas que haces feliz al otro. Por eso, el amor nunca muere. Puede morir san Valentín, pero nunca el amor.

2 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo, en muchas ocasiones se confunde el amor con un estado de felicidad contínua, de alegría, de sonrisas de fiesta, y el amor es entrega, es dar sin esperar recibir, es pensar, sentir, sufrir por otra persona. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias releante por tu presencia y compartir. Se nota y experimenta la fortaleza que recibes cuando otro comparte contigo su opinión, que no es sino su fe. Y más cuando coincidimos en estar de acuerdo.

    Y se nota porque cuando se trata de la fe, que es lo que está de fondo en esta reflexión, Jesús, nuestro Señor se hace también presente por su promesa: "Dónde dos o más..." Y su presencia, valga la redundancia se nota. Es bueno compartir porque es una manera más de meter a Jesús entre nosotros. Buscaré tiempo, que siempre lo hay, para darme un paseo por tu espacio.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.