ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

viernes, 11 de octubre de 2013

EL CAMINO



Vivir cada día, cada instante en la presencia del Señor exige tener vivo su mensaje como prioridad sobre todas las cosas. Eso supone un esfuerzo constante de autodominio, de control y de lucha contra las pasiones, codicia y ambiciones que tu humanidad pecadora lleva en sus extrañas y a las que se siente inclinadas.

Vivir en el Señor es caminar contra corriente en un mundo donde la prioridad no es el amor sino el desamor. Porque cuando uno se ama a sí mismo, lo que está haciendo es "desamándose", es decir, perdiéndose en el sin sentido y vacío. Ahora, emprender esa lucha, ese viaje, de forma aislada e individual es condenarse al fracaso y la muerte. Porque "amar", prioridad de los que siguen a Jesucristo, exige caminar juntos el mismo camino, vivenciando y conjugando el verbo "amar".

Y para hacerse vida necesita de dos o más personas. Bien dijo Jesús que dónde dos o más se reúnen en su Nombre, allí estará Él en medio de ellos. Y cuando caminamos juntos; cuando nos apoyamos y reunimos lo estamos haciendo presente entre nosotros. Y sólo en, por y con la presencia de Jesús nuestra lucha imposible se hace posible. Es necesario entender que estamos llamados a vivir y salvarnos en racimos. El individualismo nos hace egoísta, nos separa, nos desune y termina alejándonos de Dios.

Elevemos nuestra oración al Padre suplicándole que nos dé la fortaleza y sabiduría de hacer el camino de nuestra vida entre otros y con otros formando Iglesia. Una Iglesia reconciliada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.