ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

viernes, 13 de septiembre de 2013

EN LA PRESENCIA DEL SEÑOR



En estos momentos, sin darme cuenta, me han entrado ganas de abrir mi corazón. Por la gracia de Dios, los que me conocen saben que no me cuesta mucho abrirlo, entre otras cosas, porque considero que lo más grande y valioso es poder hablar de ti y conocerte, y darte a los demás.

Poco importa que te entiendan, te mal interpreten o critiquen. La única manera de saber quién eres es abriéndote y dándote con sinceridad a los demás. Porque en ese intento te comunicas y te empiezas a conocer. Por circunstancias que no vienen al caso ahora, he tenido que permanecer en casa desde el lunes. Eso, yo que estoy jubilado no ha supuesto nada, pero en mi caso ha supuesto, valga la redundancia, mucho. No he podido ir a visitar a mi mejor Amigo.

Al Amigo que todos los días visito, y me da su Cuerpo para alimento de mi vida y mi camino. Y lo extraño. No sé cómo, pero lo noto en la debilidad que me acoge y me tienta a la holgazanería, a la pereza, a la despreocupación y al pasarlo bien. Sí, se necesita ir juntos y caminar juntos, pero sobre todo agarrados de forma muy fuerte a Jesús. Él se ha quedado en el Sagrario por eso y para eso. Sabe de nuestras debilidades y limitaciones.

Ahora, frente al risco de Famara, inundado de la sobra de la tarde que le arropa y lo cubre para pasar la noche, yo he sentido la presencia de Jesús, que me acompaña y, supongo, me extraña también. Quiero aprovechar este rato de intimidad para pedirle que no permita que me separe de Él ni un momento. Que me dé las fuerzas necesarias para estar siempre en la brecha y para recibirle todos los días.

Ahora, recuerdo y mi corazón se alegra. Mañana podré ir a la oración del Santísimo, y estaré con Él, como mínimo una hora, aunque supongo que mañana estaré algún rato más. Seguiré hablando con Él esta agradable conversación. No cabe duda, tener un amigo es un tesoro, pero tener de Amigo a Jesús es el Tesoro más valioso que se pueda encontrar.

2 comentarios:

  1. Saludos Salvador! Y todo mi especial afecto!
    No sabes como me ha ayudado tu reflexión tan profunda! Realmente que el amor del Señor es grandísimo por nosotros! Todavía es jueves aquí! Tenemos la adoración al Santísimo en media hora! Hoy no ha sido un buen día para mi, así que iré a platicar con el Amor de amores! El sabe escuchar y responder cuando más conviene. Esa es nuestra fe! Bendiciones siempre!

    ResponderEliminar
  2. Hola Irina, que gusto da el conocernos, al menos a través del Hangout, ¿recuerdas? Cuando compartimos es otra cosa diferente, conocemos nuestros rostros, y eso es importante.

    Las cosas no han salido como quería y no he podido ir a la oración. El oído me sigue dando la lata y he optado por quedarme. Tu oportuno comentario me ha entusiasmado y me ha puesto en la presencia del Señor.

    En estos momentos estaría, como todos los viernes, cara a cara con Jesús. Hoy no he podido estar, pero Él si está conmigo y yo, a través de ti, descubro su presencia.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...