ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 26 de septiembre de 2013

CAMINO DE VALLADOLID

Museo patio herreriano de Valladolid


Nuestra vida es un camino. Un camino que sabemos cuándo empezó, aunque no se contó con nuestra participación ni consentimiento, pero que no sabemos cuándo termina. Sin embargo, para los creyentes en Xto. Jesús no debe importarnos mucho, porque caminamos en la esperanza de que nunca acabe lo que, por obra y gracia de Dios, Él creó un día por verdadero amor como nos demuestra cada día.

Lo importante ahora, en el presente, es caminar. Caminar en su Voluntad y esforzándonos en amar a pesar de nuestras debilidades, tropiezos, fracasos y muchos pasos atrás. Siempre en movimiento creciente, hacia delante y con paso firme. Porque amar no es hacer lo que nos es agradable y apetece, sino lo que conviene y es bueno tanto para mí como para ti. ¡Para todos!

Cuando el amor coincide con tus gustos debemos empezar a desconfiar, porque nuestros gustos suelen ser egoístas y egocentristas. Sin darnos cuenta nos buscamos y nos cuesta mucho renunciar a nuestro confort y bienestar. El bien esconde esfuerzos y renuncias. Parodiando a Madre Teresa de Calcuta, el amor cuando duele es señal de que es verdadero amor. Amar a los enemigos siempre será un sacrificio, pero es el signo de la cruz y del verdadero amor.

Ahora vamos a Valladolid. Allí nos pararemos tres días y conviviremos compartiendo nuestra fe. Es bueno no perder de vista el esfuerzo de amar. Es la mejor charla, la mejor actitud y la mejor lección: "Amar como Jesús nos ha amado y nos ama". Y Él estará presente, entre nosotros. Eso supone esforzarnos en conocernos, y servirnos porque solo de eso nos preguntaran en el atardecer de nuestra vida.

Realmente, vale la pena esa parada para ejercitarnos en el amor, y retomar fuerzas para continuar el camino porque la Fiesta siempre nos espera.


1 comentario:

  1. Pues disfrutad del camino, tanto éste, como el de la vida. Muy buen post y una gran reflexión. Un abrazo

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.