ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 3 de julio de 2013

LOS RICOS NO ESCUCHAN



La riqueza puede presentarse de muchas maneras. No solo es rico aquel que tiene dinero, sino también lo es quien se cree en posesión de la verdad; también los son aquellos que miran al otro de forma inferior y se creen superiores. Los hay quienes se sienten superiores por cuestiones de noblezas, de estirpes o razas, o simplemente por ser de un pueblo o barrio.

También esa superioridad nos autoengaña, otra forma de riqueza, y actuamos pensando más en lo grandioso, lo intelectual, lo rebuscado y lo inteligente. Y se nos cierran los ojos, y no vemos que lo espectacular y grandioso desdibuja al Señor. Él mora en lo simple, en lo humilde, en lo que parece que no llega, pero llega. Así se escondió en María y en la ignorancia de los Apóstoles.

¡Cuidado con cabalgar en la intelectualidad, en los maestros, en los eruditos, en los sabios e inteligentes! El Señor se ha revelado a los humildes y pobres. No argumentemos desde la intelectualidad y el palabrerío. Jesús hablaba de manera muy simple. Nunca quiso demostrar ni convencer, solo propuso y vivió lo que realmente somos, hijos del Padre y llamados a vivir eternamente en su presencia y Amor.

Cada cual se siente superior a otro y solo el pobre, el más pobre, sin tener a nadie debajo de él a quien señalar como inferior, se siente humilde, le es prohibido ensoberbecerse y está capacitado para acercarse a todos y sentirse, con mucho, igual. Diríamos que la pobreza iguala a los hombres.

Creo, desde la humildad, que Jesús, el Señor, se hizo pobre por esta razón. Tenía que ser el hombre más pobre entre los pobres, porque solo desde ahí puede nacer el amor verdadero. Así nos lo cuenta Jesús en la parábola del hijo prodigo. Sólo experimentando la pobreza podemos descubrir el Amor del Padre.

Las riquezas nos alejan y apartan de la verdad. Entre otras cosas, porque nos prohibe escuchar. La soberbia del poder nos cierra los oídos y nos endurece el corazón. Jesús, nadie como Él, nos lo advierte: "Es más difícil que entre un rico en el... (Mc 10, 17-30)." Y su Palabra es Palabra de Vida Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...