ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

martes, 5 de marzo de 2013

ESCUCHANDO SU VOZ



Repetidamente decimos, ¡Padre, escuchanos!, y suplicamos por activa y pasiva que el Señor nos escuche. Y no nos damos cuenta que sería de nosotros si el Señor no nos escuchara. ¡Claro que nos escucha!. Se ha hecho hombre tomando nuestra misma naturaleza para escucharnos. Igual que al Papa, le podemos tocar y sentir en la Eucaristía, ¡comemos su Cuerpo y bebemos su sangre!

Sus contemporáneos le han podido tocar y abrazar. Es de Carne y Hueso como nosotros. Jesús vive entre nosotros porque lo siento y creo en los apóstoles, nuestra Madre la Iglesia. ¡Claro que Jesús está esperándonos para escucharnos y darnos lo que necesitemos para nuestra salvación!

Pero, quizás, lo que falla es que nosotros no le escuchamos. Eso nos cuesta más. Pedimos y pedimos, pero no nos damos cuenta que muchas cosas que pedimos nos sentarían muy mal. Necesitamos una constante humildad, y eso solo se descubre y se consigue en la pobreza, en la carencias de todo aquello que nos pueda hacer sentir más fuerte e independientes. Nuestro Padre Dios sabe de que pasta estamos hechos.

Difícil la escucha, y nunca la entenderemos hasta haber recorrido un largo camino. El Papa, Benedicto XVI, ha escuchado al Padre, que le sugiere apartarse de la dirección de la Barca, pues su misión en esa dirección ya está terminada, no se siente con fuerzas físicas para continuar adelante. La tarea se le hace dura e imposible de cumplir con firmeza y dignidad. Ahora le sigue otra, también dura, el olvido de sí para estar en permanente oración y dedicación a alumbrar, con su pluma, los criterios y caminos que debemos compartir y recorrer. El Espíritu Santo le guiará.

En mi humilde experiencia, sin punto de comparación, he sentido llamadas de este tipo. Ahora, alejado de un misión específica en la Iglesia por circunstancias incompatibles, continúo en otra tratando de servir. No sé si esa es la dirección correcta. Interpreto que sí, pero en el camino el Espíritu me lo hará descubrir. De momento, oigo algunas voces que me lo refrendan y que me dicen que Dios me quería en este lugar ahora, pues sienten positivamente frutos en la labor. Humildemente solo me interesa descubrir donde Dios me quiere, y darle todo lo que Él espera de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...