ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA PILA DE MI FE

La pila de mi Bautismo


¡Bendita la hora que nací a la Gracia de mi Padre Dios! ¡Bendita la hora en que mis padres de la tierra decidieron hacerme, por la Gracia de Dios, sacerdote, profeta y rey! ¡Bendita la hora que mi Padre del Cielo decidió mi nacimiento, y la época que dio aliento a mi vida! ¡Bendito el pueblo donde nací, mis ojos vieron la luz y mi Iglesia me abrió las puertas a la Casa del Padre Dios! ¡Bendito el vientre de mi madre, en el cual mi Padre Bueno me alojó para darme la vida que me hará eterno y dichoso!

No encuentro palabras para sentir todo lo que siento, y lo dichoso que soy al saberme hijo de Dios y hermano de su Hijo Jesús, y por lo tanto, coheredero con Él de la Gloria del Padre. Y dar gracias por estar ahora en este momento, después de un largo recorrido en mi vida, delante y en la presencia del Padre dando gracias.

Mi partida de Bautismo. Mi carnét de hijo de Dios.


El domingo, veinticinco de noviembre, cumplí 67 años,  pues si bien físicamente los había cumplido el día seis de noviembre, el momento de mi verdadero nacimiento a la verdadera vida fue el día de mi Bautizo). Y hoy quiero compartir con todos ustedes mientras vamos de camino este acontecimiento que hace mi vida más feliz y la llena de gozo.





También he descubierto que la pila de mi Bautismo sigue en pie, tal y como refleja la fotografía. Hay documentación, según inventario de fecha 12 de agosto de 1842, que pone de manifiesto que la Iglesia de San Ginés contaba con: a) cinco altares; b) capilla destinada a Ntra. Señora de los Dolores; c) Baptisterio con pila de mármol blanco; d) piso conformado con pizarra y lozas; e) coro con sillería de madera, etc...






Tenía mis sospechas que la hubiesen cambiado, pero esta reseña histórica me certifica que es la misma de mi bautizo, sólo que ha sido cambiada de lugar. Y presto, como un niño con zapatos nuevos, he corrido esta mañana a renovar mi fe delante del Señor, y apoyado en la pila donde, a veinte días de entrar en la luz de este mundo, recibí la verdadera Luz de la vida eterna. Luz que me sigue alumbrando y que quiero conservar por la Gracia de Dios y compartirla con todos ustedes en este esperanzado y gozoso camino.

Un fuerte abrazo a todos en Xto. Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...