ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 21 de junio de 2012

EL AMOR NOS JUZGA POR SÍ SOLO

A quien no quiere saber nada del amor, no le puede ayudar Cristo; se juzga a ...


Porque en la vida se nos presenta muchas, más de las que pensamos, oportunidades para amar o no amar. No son grandes cosas, ni siquiera notables, sino todo lo contrario, pequeñas y sencillas acciones que alegran y ayudan la vida de otras personas.

Y, muchas veces, no nos damos cuenta de lo que hacemos, e incluso creemos que hacemos bien y que el derecho nos asiste. Y posiblemente rechazamos a Jesús inconsciente o consciente, que cada uno juzgue sus propios actos.

Contaré, a modo de reflexión, una historia, que puede ser la de cada uno, que nos puede ayudar a discernir nuestros propios actos en nuestra propia vida, ¡no en la del vecino!

Ocurre que en muchas ocasiones tenemos cerca de nosotros a otras personas, que por su relación con nosotros, ya sea laboral, familiar, amistad, conocida por amigos comunes...etc., necesitan una mano solidaria que les ayude en un determinado momento.

Cuento que en una de esas circunstancias, una persona necesitó un poco de dinero, ¡no regalado, sino adelantado a su trabajo prestado a esa persona!, y la persona en cuestión, malhumorada, le pareció una frescura por parte de la solicitante. Y la remitió a otra persona que si lo hizo de buen agrado, incluso a pesar de costarle su correspondiente sacrificio.

Y cuando se cuestiona darle a esa persona todos sus derechos, tal es tenerla asegurada y protegida, nos parece un abuso y hasta cuestionamos el compensarlo, como contrapartida, con el salario que le damos.

La pregunta que brota desde nuestro corazón no la podemos esconder.  ¿Cuál de las dos amó al estilo de Jesús? Y nos cuestiona nuestra fe y nuestras palabras. No podemos decir "sí", y luego vivir en el "no".

Podría ser una de las tantas parábolas de las que Jesús compartió y enseñó a sus apóstoles, y observamos que también se dan en nuestro tiempo. Son tan actuales como entonces. Abrir nuestro corazón para que entre el Espíritu Santo y nos transforme esa forma de pensar, de desear, de buscarnos a nosotros mismos, de... 

Realiza el cambio en mi corazón, Espíritu Santo, de olvidarme de mí mismo, y pensar en el bien de los que me rodean, de los que salen a mi paso, de los que se relacionan conmigo, y de todos aquellos que Tú pones en medio de mi camino. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...