ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 7 de mayo de 2012

¿NOS CUESTA ORAR?


Porque a la hora de orar nos hacemos, pienso, mucho lío al hablar con nuestro Padre Dios. Buscamos muchas maneras y formas para hablarle, y, creo, ponemos mucha distancia por medio en nuestra relación filial con Él, porque Él es nuestro Padre, y esa referencia nos debe servir para pensar en nuestra forma de relacionarnos con Él.

Debemos tener muy en cuenta que es nuestro Padre Dios, y un Padre, aunque sea Dios, no deja de ser un Padre, y en este caso, el mejor Padre del mundo. Por eso, ha de ser el Padre más compasivo y misericordioso que nunca jamás podamos encontrar. Un Padre perfecto que nos aguanta, tiene paciencia y sabe comprendernos y escucharnos. ¿Por qué entonces tener tantos rebuscamientos?

Y como Padre tan especial y bondadoso, comprenderá todas nuestras tonterías, miserias, dificultades y toda clase de estupideces que le digamos. Es nuestro Padre, nuestro Creador y que nos quiere tanto hasta el punto, Misterio inaccesible, que se ha hecho Hombre para morir por nosotros. Nunca podremos meternos eso en la cabeza.

Por todo ello, si orar es hablar con Dios, es decir, con nuestro Padre, lo más lógico es contarle todas nuestras alegrías y penas, todos nuestros problemas e inquietudes, y todo lo que nos preocupa en ese momento. Mi último pensamiento; mi deseos envidiosos; mi gustos y mis pocas ganas de hablarle; mi cansancio, mis dudas y los problemas con mi esposa, mis hijos, el vecino que me incordia y al que le tengo ganas, y... tantas cosas que tendremos que resumir para no alargar nuestra conversación con Él.

Creo que nuestra conversación (orar) se nos haría más amena, interesante, divertida y rica. Y, nuestro Padre, nos iría fortaleciendo, dándonos su Gracia para que, poco a poco, fuésemos siendo mejores hijos, mejores esposos o esposas, mejores vecinos, mejores padres, mejores...

Porque hablar de otras cosas creo que no sería orar, al menos no lo que nos concierne y nos toca, y eso es lo que, en mi humilde opinión, espera el Señor, nuestro Padre, que le contemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...