ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 28 de mayo de 2012

¿CUANDO NOS SENTIMOS LLENOS PLENAMENTE?

Hay días en que nos sentimos así, vacías en algunos...

No cabe ninguna duda que todos anhelamos ese sentimiento: "Sentirnos plenos de sentido y felicidad". Pero no parece fácil lograrlo. Muchos momentos de nuestra vida están vacíos, y cuando nos ocurre eso nos sentimos mal y hasta llegamos a desesperarnos.

Es entonces cuando buscamos sensaciones que nos ayuden a sustituir esos insatisfechos sentimientos, y, por desgracia, la válvula de escape es siempre la misma: alcohol, droga, sexo... que al final nos dejan todavía más vacíos y desesperados. Al mismo tiempo van mutilando y esclavizando nuestras vidas.

También observamos que cuando nuestra vida tiene un objetivo concreto, la cosa cambia. Ese objetivo llama nuestra atención, la ocupa y la mantiene activa y en guardia. No hay tiempo para otras cosas. Ahora toda nuestra atención está volcada en ese objetivo: darle estudios a mis hijos, por consiguiente hay que mantener el trabajo y trabajar duro; cuidar de mis padres que tanto han hecho por mí; sacar adelante la familia que ocupa toda mi vida; mantener y crecer la empresa, formar un equipo deportivo para el pueblo, voluntariados...etc. 

Muchos objetivos que pueden servirnos para mantenernos entregados y dados a los demás. Descubrimos que eso nos llena y nos activa, y le da sentido a nuestra vida. Sin embargo, sentimos miedo a la hora de envejecer y de que todos esos proyectos se acaben. El miedo a la jubilación existe, sólo que ahora hay otras alternativas para ocuparse y no desfallecer.

Pero, llegará. Todos sabemos que llega el momento donde debemos retirar el bastón de mando y apartarnos en el silencio de nuestro propio adiós. Y ahí podemos encontrarnos de nuevo con el vacío aterrador que deja nuestra vida sin sentido. Pensamos en la muerte, o entristecemos nuestra vida. ¿Qué ha pasado? ¿Ya no somos o no valemos?

Mejor buscar algo que no se acabe nunca, y que siempre, esté donde esté, nos llene plenamente. Vale la pena intentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.