ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 16 de abril de 2012

Conclusiones de un compartir


No solo se hace necesario, sino que es muy importante, porque solo en el compartir la luz se hace presente sobre todo cuando se invoca a la Luz. Y es que los cristianos es algo que debemos de tener muy en cuenta. Cuando nos reunimos para compartir y enriquecernos con nuestras aportaciones y vivencias, debemos de saber que Jesús está ahí presente, ¡claro!, si lo hacemos en su nombre.

Y es en y por su nombre por quien lo hacemos, luego, ¿por qué no invocamos al Espíritu Santo para que nos ilumine? ¿Es qué nos da vergüenza o miedo?, o peor todavía, ¿es qué no los no creemos?

Hoy he compartido algo que voy rumiando, por la Gracia de Dios, estos últimos tiempos. Todo es compasión, porque Jesús es principalmente compasivo. Él ha venido a darnos su compasión, sobre todo a los más pobres y necesitados, sin distinción de color, de títulos, de riquezas, de prestigio, de importancia, de...

Todos son sus hermanos ante su Padre Dios, y a todos trata por igual, es decir, nos ama intensamente con locura. Y algo que me llama mucho la atención. No da consejos, ni marca tareas, ni da normas, ni exige. Todo lo da sin condiciones, le correspondas o no. Simplemente nos disculpa y perdona, y nos recuerda que no volvamos a caer en esa culpa.

A la mujer adultera, al hijo prodigo, al ciego, al endemoniado, a hijo de la viuda de Naín, al centurión... A todos los defiende, los sana, los alivia, los resucita, los... pero nunca reprende ni da órdenes y tareas. Solo les insinúa al que ha hecho algo malo que no vuelva a hacerlo, y les deja en paz.

Y lo hace cuando se necesita, cuando se impone la ley antes que el hombre. Para Jesús, la dignidad del hombre es lo primero, antes que el sábado, antes que la ley, antes que las normas, antes que los intereses, antes que la religión, antes que... Solo Dios Padre y después el hombre priman antes que todo lo creado.

Jesús solo enseña con su vida y su Palabra, transmite vida y obras, y contagia con su compasión amorosa hasta el punto que el hombre, sobre todo los desposeídos, los excluidos, los marginados, los no escuchados, los más pobres y necesitados son atendidos, aliviados y preferidos en su Reino.

Un Reino contrario a este mundo. Un Reino extraño, sorprendente, fuera de la lógica humana, no entendido por el sentido común humano. Un Reino que no concuerda con los derechos humanos que en este mundo se declara pero no se practica. Un reino que defiende la vida de todos aquellos que no tienen voz, que son considerados como estorbos, como obstáculos.

Por eso, la solución es cambiar o quitarlo del medio. Y hasta ahora han decidido quitarlo del medio. Son pocos los que lo aceptan, y por eso, el mundo sigue igual, oliendo a podrido, corrompiéndose y sumergiéndose en el caos y el sin sentido. El sentido común de los hombres cuando no descansa en Jesús, se vuelve sin sentido. 

Es, de nuevo, la siempre presente soberbia humana la que oscurece la vista del hombre, lo vuelve ciego y lo somete a sus propias pasiones. Le halaga y le ensoberbece hasta el punto de confundirlo haciéndole creer que él sólo puede alcanzar la felicidad. Estamos tocados por ese pecado, y solo en Jesús podemos encontrar remedio a sus males.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.