ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 18 de julio de 2011

VIVIR EN LA IGNORANCIA


En muchas ocasiones pensamos y, también, hemos oídos decir: "Es mejor ignorar que saber, pues cuanto más sabes peor lo pasas". Y una forma de expresarlo es excluyéndote de toda información o conocimiento que te pueda comprometer. Si bien, es verdad, el saber muchas cosas te hace sufrir porque te compromete y te reta a exigirte, madurar y crecer.

Por propia experiencia he experimentado esto que comparto, y en muchos momentos, el enfrentarte a las cosas demanda compromiso y esfuerzo. Sin lugar a duda, te asalta el deseo y el sentimiento de ignorar para declinar tu responsabilidad. ¡Cómo no lo sabía!

Hay muchas actitudes y comportamientos que manifiestan esta forma de comportarse, y lo peor no es que se sientan y se realicen, sino que se cierren a la reflexión y a ver la realidad de forma real y no distorsionada. Porque cuando no queremos ver las cosas tal cual son, justificamos nuestra actitud autoengañándonos y, por supuesto, justificando nuestra actitud.

¿Cómo se puede participar en un banquete y, a la hora de la comida principal, hacer mutis por la puerta? Sé que en el apartado de los atenuantes, la ignorancia de desconocerlo exime de toda responsabilidad, pero también la poca actitud y cerrazón de no querer escuchar ni ver la realidad hace responsable de los actos cometidos.

Marcharse es excluirse, es separarse de la comunidad y clamar que poco me importa el grupo, los demás. Retirarse y abandonar el banquete es descubrirse individual; al lado del grupo pero no con el grupo. Es estar de forma presente pero no activa, es ponerse al lado pero no en compañía. Es dar tu presencia, pero no darte en y con los demás. Es rezar el Padre nuestro, pero no confesarme hijo, y menos hermano. Es dar la paz, pero no dar mi paz. Es hacer la pantomima de estar sin estar. Realmente eso si que es perder el tiempo.

Nunca me he planteado estar a media, porque estar a media es no estar. Y para eso, es mejor estar en donde creas y quieras estar, pero estar. Porque una media verdad no es sino una mentira algo disfrazada, y con medias verdades no se gana nada. Al contrario, se pierde. Es lo de: "Porque no eres ni frío ni caliente te vomitaré". Siempre será mejor ser o no ser, porque, al menos, serás algo, pero de la otra manera ni eres ni dejas que seas.

Y es que no nos queda otro camino sino el de ser o no ser. Los mediocres pierden el tiempo en toda su dimensión, porque los otros, al menos ganarán el tiempo que están por aquí, aunque eso sea pura basura, pero los del medio sólo lograran perderlo todo. Fue precisamente lo que le ocurrió a aquél que guardo su talento. No quiso calentarse la cabeza y, lo más cómodo, ignoró todo riesgo.

Por lo tanto, a pesar de sus riesgos, sus sacrificios, sus mortificaciones, sus dificultades, sus esfuerzos y peligros, vale la pena tomar el camino del enfrentarse y tratar de ser, de responder y comprometerse, a pesar de nuestras impotencias y limitaciones. Los resultados no dependen de mí, ni tampoco me son exigidos, pero mi voluntad y libertad sí. Es el camino de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...