ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

martes, 5 de abril de 2011

NO SABEMOS QUIENES SOMOS


Nuestra ignorancia es superlativa y sólo necesitamos sufrir algún contratiempo para darnos cuenta cuanto hemos recibido de forma gratuita. El otro día comentaba una reflexión, muy hermosa, en un blog de un amigo sobre este tema. ¡Cuantas gracias hemos de dar por todo lo que tenemos y disfrutamos!

Cuando visitamos un hospital descubrimos lo afortunado que somos; cuando encendemos la radio o tele observamos que hemos tenido mucha suerte y que somos unos seres privilegiados en referencia a otros que sufren desgracias y percances graves; cuando viajamos y oímos la cantidad de accidentes graves y mortales nos percatamos de lo afortunado que hemos sido.

Lluvias torrenciales, terremotos, tsunami que asolan a muchas partes del planeta en los que nosotros no vivimos, y muchas personas que han quedado huérfanas y han perdido todo, lo que se dice todo, por el hecho de estar allí y no aquí donde yo estoy.

Podríamos preguntarnos, ¿por qué a ti y no a mí? ¿Soy yo mejor o merezco más? Preguntan que no tienen respuesta y que sólo nuestro PADRE DIOS puede respondernos cuando quiera y como quiera. ¿Por qué no soy libio, marfileño, japonés o del tercer mundo? ¿Por qué vivo en Canarias y concretamente en Lanzarote?

Simplemente por eso, por darnos cuenta de que tenemos que preguntarnos y dar gracias, debemos dar gracias, valga la redundancia, a DIOS. Porque cuando pase lo que pase, por culpa de los hombres y del pecado, yo, donde quiera que esté debo saber que mi PADRE es mi Pastor y con ÉL nada me falta. Posiblemente debo, en ese momento, cargar con mi cruz, ÉL también la cargó, pero sin perder la paz y la esperanza que, con ÉL, podré cargarla y, terminada la travesía, llegará el gozo de la vida eterna en su presencia.

Desde ahí se abre la esperanza de un futuro prometedor lleno de gozo y alegría. Desde ahí nuestra carga se hace más ligera y suave y el dolor y sufrimiento tienen sentido y sirven para trasladarnos a la presencia amorosa del PADRE. Nada se ha perdido sino todo es ganancia.

Por todo ello, le propongo esta hermosa oración, recibida de una buena amiga, que nos invita a rezarla en comunión por todos aquellos que en estos momentos sufren las consecuencias trágicas de la vida y del propio destino:

POR LOS AFECTADOS DE JAPÓN Y DE TODAS PARTES DEL MUNDO


¡¡¡ Señor, quiero decirte GRACIAS, porque hoy me desperté y sabía dónde
estaban mis seres queridos. Porque esta mañana mi casa estaba en pie,
porque esta mañana no estoy llorando a mis hijos, mi esposo, mis padres,
mi hermano o hermana que necesitan ser rescatados debajo de una pila
de concreto, porque esta mañana pude tomar un vaso de agua, porque esta
mañana no estoy planificando un funeral, y ante todo te agradezco Señor
que todavía estoy vivo y tengo voz para rezar por la gente de JAPON.

Señor, te ruego a ti, el único que hace posible lo imposible, el único que
transforma la oscuridad en luz, te ruego que les des fuerza a esas madres
que están sufriendo; que les des la paz que supera cualquier entendimiento;
que abras las calles para que la ayuda llegue; que proveas doctores, enfermeras, comida, agua y todo lo que ellos necesiten. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...