ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 26 de marzo de 2011

¿DÓNDE DIRIGIMOS NUESTRA LIBERTAD Y VOLUNTAD?


Todo depende de lo que hagamos, y eso está en función directa con nuestra libertad y voluntad. Es un regalo de DIOS, pues los demás seres viviente de planeta no tienen libertad ni voluntad para elegir lo que les apetezca. El hombre y la mujer pueden hasta quitarse la vida de forma voluntaria y libre. El animal no lo puede hacer, tiene que cumplir obligatoriamente con sus instintos predeterminados ya por el Creador.

Y de la forma que orientemos nuestra libertad y voluntad, estaremos orientados hacia ser verdaderamente libres o no. Nuestra vida se reduce a saber elegir la verdad o la mentira, y de eso depende nuestra verdadera salvación. Y no es fácil hacerlo, porque solos no sabremos hacerlo. Necesitamos la asistencia del ESPÍRITU SANTO para poder alumbrar el camino.

El gran error del hombre y la mujer, ya pasó con Adán y Eva, es querer alumbrarse el mismo y seguir sus propios planes y proyectos. No sabe ni puede, porque su máxima aspiración, la que le hace inmensamente feliz es el amor y eso solo lo logra injertado en DIOS. Necesita saberse amado para darse en amor. Y el único que lo puede amar, porque por amor lo ha creado, es DIOS. Su PADRE DIOS.
Sin DIOS el hombre y la mujer se pierden y se vuelven contra si mismo. Amargan y entristecen sus vidas porque les falta el amor. Necesitan amar para sentirse feliz. Y si buscan fuera de DIOS no encontraran lo que tanto anhelan. Estamos hechos para DIOS y sólo en ÉL encontraremos el gozo y la felicidad eterna.

Por todo ello, nuestra libertad y voluntad juegan un gran papel en nuestra vida, y necesitan ser educadas, fortalecidas, disciplinadas, para que sean encaminadas por el buen camino. Se hace necesario momentos intensos de oración, de espacios de diálogo y de acción donde la piedad fortalecida por el conocimiento desemboque en el amor práctico que se traduce en obras. Posiblemente eso le faltó al rico Epulón. Diluyó su vida de forma frívola y desinteresada y sólo se ocupó de sí mismo. Equivocó el camino de su libertad y voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.