ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 11 de septiembre de 2010

PAPEL DE FUMAR


Por mi propia experiencia y por todo lo que he observado en los demás, experimento que las personas meditan y reflexionan muy poco. Y cuando lo hacen, lo hacen convencidas de que no van a cambiar o no pueden cambiar. Sin una actitud decidida y libre muy poco se puede cambiar. Sólo cambio cuando lo apetecido es irrevocablemente querido y deseado por mí.

Una enfermedad irreversible; una situación económica grave; una tragedia; un accidente; una situación insoportable, y muchas otras que puedas imaginarte, que te obligan a cambiar de actitud en tu vida y a soportarlas. Es entonces cuando miras para el cielo y tu vida empieza a girar en torno a preguntarte que caminos vas a tomar.

No son sólo palabras sino hechos que ves y tienes delante de ti. Personas que han conseguido dinero, una situación acomodada, bienes, suntuosas y hermosas casas donde vivir, toda clase de lujo y bienestar y... al final experimentan que se quedan solas porque los demás no pueden seguir su lujoso ritmo de vida. Debe emigrar a otros círculos donde pueda competir y seguir escalando puestos.

Empiezan a comprender que, posiblemente, se hayan equivocado. No quieren cambiar de amigos, pero estiman haberlos perdidos. Nada es igual. Su dinero, su poder los excluyen de los demás y, al final, los deja solos y vacíos. Se dan cuenta que la felicidad no es nada de eso, pero, también, se ven atados y pesados con tanta carga encima de ellos. Las cadenas son muy fuertes y se hace arduo y difícil cambiar. ¡Hay ya tantos apegos!

Porque si todo va según tu determinas y quieres, o, al menos, se aproxima mucho, seguirás el rumbo y ritmo que, tú mismo, te has impuesto y difícilmente cambiarás. Has encontrado tu reino e, instalado en él, te encuentras muy bien y satisfecho. ¡Esto si es vida", y te dispone a vivirla de forma intensa y gratificante.

Sin embargo, nunca dejarás los dos ojos cerrados por si algo puede cambiar u ocurrir. Estarás obligado a estar vigilante y preocupado por los posibles riesgos o accidentes que puedan venir. Y eso no te dejará, al menos de forma plena, ser totalmente feliz. También, la conciencia de que haya un tiempo de caducidad, te interpela e incomoda y no te deja plenamente gozar como tú desearías.

Y es que estás apoyado en "papel de fumar", estás apoyado en cosas caducas que tienen su tiempo contado y se desvanecen como humo perdiéndose en el vacío. Todo lo que te pueda llenar de gozo y felicidad que no sea el darte y el amar olvidandote de ti mismo, son gozos efimeros y que no se traducen en la felicidad que realmente buscamos.

Nada de lo de aquí abajo nos servirá para la meta a la que estamos llamados, y eso debe ser el centro y la preocupación que nos sobrecoja y nos determine en nuestro actuar y ser. Pero eso no debe ser un pensamiento más, una lectura más, sino un punto de inicio al cambio y a la búsqueda seria de empezar el nuevo camino.

¿Dónde buscar ese Reino deseado? La vida en este Reino, dice Reinhold Schneider, es la continuación de la vida de CRISTO en los suyos; en el corazón que ya no es alimentado por la fuerza vital de CRISTO se acaba el Reino; en el corazón tocado y transformado por esa fuerza, comienza... Para un creyente, la muerte es la plenitud de la vida, y con ella comienza el gozo y la felicidad perseguida en XTO.JESÚS (del libro JESÚS de Nazaret, de Benedicto XVI).

Todo ello significa que quienes viven injertados en JESÚS, viven ya un adelanto del Reino, aunque en camino de purificación, pero alimentados por la esperanza y la paz de saberse convocados al banquete eterno. Y tal alegría y gozo desdibuja y olvida todo lo que aquí se puede conseguir estimándolo como basura ante tan grande tesoro: la felicidad eterna.

4 comentarios:

  1. Gracias por pasarte por mi bitácora. Te devuelvo la visita y te comento que tus entradas son muy interesantes.

    ResponderEliminar
  2. Injertados en Jesús... preciosa expresión¡¡¡
    PAra pensar todo el post, cuantas cosas superfluas en las que nos apoyamos, sin darnos cuenta.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Salvador!
    Lo que leí, me hace pensar que solamente haciendo la voluntad de Dios es como encontraremos la verdadera felicidad. Y la realización personal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu visita,y opinión, Armando. Lo importante es que nos ayuden, por la gracia de DIOS, a crecer en compromiso, pues la espiritualidad que no se compromete está aparcada, y eso es mala señal.

    Cuando descubrimos, Miriam, que el verdadero tesoro está en vivir la Vida de la Gracia, vaciamos nuestro corazón de tanta trasto caduco y efímero para llenarlo de lo verdaderamente gozoso y eterno: el Reino de DIOS.

    Estamos llamados a eso,María del Rayo, a vivir según la Voluntad del PADRE. JESÚS nos lo dice cuando nos propone rezar el PADRE Nuestro, que es el resumen de todo el Evangelio.

    Y eso, cuando lo descubrimos, es precisamente lo que queremos, porque es lo que buscamos y nos hace feliz eternamente.

    Un abrazo a todos en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...