ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFEXIONES

Salvador: mis vivencias e inquietudes

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 28 de diciembre de 2009

DE JESÚS DE NAZARET A PAPÁ NOEL


Los enemigos de la fe saben perfectamente cuáles son las fechas más queridas para los cristianos y que viven con má ilusión. Saben que la Navidad es una ocasión pintada para minar la resistencia de los creyentes y abatir su fe. Pero detrás de toda esta ofensiva de siempre se esconde una pregunta que me viene hoy, día en que se recuerda la muerte de cientos de niños al filo de cuchillos y espadas, a mi mente: ¿Por qué se persigue con tanto ardor y a muerte a los creyentes católicos?

Inmediatamente surge la respuesta firme y veráz que, el mismo JESÚS, nos dijo: "Seremos perseguidos como ÉL", y así ha sido durante todos estos dos mil nueve años que llevamos. Nos persiguen como fieras, nos maldicen y nos insultan. No somos respetados en nuestra libertad de educar a nuestros hijos según nuestra fe; no somos respetados en celebrar nuestro culto y ritos litúrgicos según nuestra fe y tradición.

Se ataca la estructura familiar, comunidad de vida y amor de los valores cristianos; se destruye la unión sagrada, indivisible y única de un hombre con una mujer injertados en el Amor de JESUCRISTO, que garantiza la indisolubilidad y la perseverancia ante todos los obstáculos que la vida les va presentando.

Se intenta desmantelar todo signo visible que haga referencia a JESÚS, tal es el Crucifijo, donde fue crucificado y muerto. Se intenta erradicar toda enseñanza de su vida y obra, y de toda palabra que nos hable de su amor por el hombre. Es algo que les atormenta y hacen de sus vidas todo un empeño en conseguir tal fin.

Han matado, como es el caso de esta fecha de hoy, incluso a inocentes; han quemado Belenes, como el de hace unos días en un determinado pueblo; siguen matando a niños indefensos, acorralados en el seno de sus madres. Ellos no pueden ni correr como los de Belén y sus alrededores. Sin embargo, JESÚS sigue naciendo en muchos corazones y ardiendo la llama del Amor que alimenta la búsqueda de la Verdad y la justicia entre los hombres y mujeres del mundo.

Y esto ocurre en todas partes del mundo. En nuestro propio país, España, y en otros sitios de forma más violenta fisicamente, pero no por eso más duras y trágicas. Sufrimos el acoso de ver como nuestros hijos son arrastrados a un desenfreno material, consumista, sexual, corrupto de valores y de degeneración, viciados por las drogas y sometidos a las apetencias irracionales de la carne y la dependencia.

Y nos impiden, o tratan de impedirnos que exijamos nuestros derechos de libertad a defender nuestros valores, que son los únicos que hacen al hombre más libre, más persona, más verdadero y, por consiguiente más feliz. Y debemos estar seguro de ellos y confiados, asistido por el ESPÍRITU, de convencer a todos aquellos que piensan de otra manera, pues su camino es de desolación, tristeza y muerte. La única libertad está contenida en la Única Verdad, encarnada en JESÚS.

Se hace necesario estar atentos a todos estos pasos y artilugios que nos introducen, que tratan de ir minando nuestra tradición y nuestra fe en pos de conseguir el desmadre del consumo, del placer, del bienestar acomodado y egoísta, de la individualidad, de la libertad mal entendida, de la fiesta y alegría pasajera, sustentada en el alcohol, sexo, dinero, drogas...etc. que encarna la paganizada figura de Papá Noel mezcladas con el Happy New Year.

Hay detrás de todo esto una aparente presentación de bondad, de solidaridad que sólo persigue consumir y consumir. También, los cristianos, debemos tener mucho cuidado con el mercantilismo a que nos someten la figura de los Reyes Magos. Papá Noel y Los Reyes son banderas desbancadas de su propia intención, para utilizarlas en agentes comerciales que sirvan a los intereses productivos de una sociedad que sólo mira las cajas, la riqueza, el poder y la fiesta.

No quiero, en mi vivencia, experimentar el sentimiento de que todo es malo y debe excluirse. Al contrario, experimento desde mi niñez con gran satisfacción todo ese mundo mágico y maravilloso de ilusiones y regalos que nos alegraban y nos hacían sentirnos mejores y con deseos de serlos. Pero, debemos conservar esta pureza de pensamiento e intención, y cuidarnos de no caer en los extremos de lo que, al parecer, estamos cayendo.

Sólo trato de alertar y llamar la atención a lo que todos, creo, estamos presenciando año tras año. Y experimentando como nuestro mundo sencillo, bien intencionado, solidario, justo, cargado de amistad, verdad y amor, se va estropeando en sus más importantes cimientos: los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario crea comunidad, por eso, se hace importante y necesario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...